La ambición política de Meghan Markle, otro problema para Isabel II

Meghan Markle, duquesa de Sussex. Instagram.
Meghan Markle, duquesa de Sussex. / Instagram.
Desde que abandonó Reino Unido, se especula sobre la posibilidad de que Markle inicie una carrera política. Con amigos como los Obama o Jill Biden, no sorprendería esta decisión.
La ambición política de Meghan Markle, otro problema para Isabel II

Pese a que casi se cumple un año desde que abandonaran la corte de Isabel II, todavía se habla sobre el futuro de Meghan Markle y el príncipe Harry. Cualquiera de sus acciones no solo llama la atención, también es símbolo de todo tipo de especulaciones. Una de ellas corresponden a las ambiciones de Markle, una mujer demasiado ambiciosa como para acostumbrarse a un papel de representante en Buckingham, por eso, se especula que en el futuro podríamos verle en la política estadounidense.

El rumor cobra fuerza luego de que se conociera que los duques de Sussex mantuvieron una reunión a distancia con Gavin Newsom, gobernador de California y destacado miembro del Partido Demócrata. Ocurrió en octubre del 2020 justamente cuando Newson buscaba un reemplazo para la hoy vicepresidenta de EE UU Kamala Harris

Dicha reunión significa que Meghan estaría pensando incursionar en la política en el futuro, algo que sin duda sería un dolor de cabeza para Isabel II. En este caso, el príncipe Harry y ella podrían perder sus títulos reales como castigo por parte de la monarca al decidir presentarse para un cargo político, algo prácticamente penado para cualquier miembro de la familia real.

El año pasado ya fue incómodo que tanto Markle como el príncipe Harry decidieran participar en un vídeo para la revista Time donde llamaban al pueblo estadounidense a votar, algo sin precedentes y que posicionó claramente a la pareja del lado demócrata. Que la duquesa decida incursionar en la política no es ninguna locura, ya tiene como amigos a Barck y Michelle Obama; la primera dama Jill Biden o la excandidata Hillary Clinton. @mundiario

La ambición política de Meghan Markle, otro problema para Isabel II
Comentarios