Amalia de Holanda consolida su papel como heredera asistiendo al Prinsjesdag

Princesa Amalia de Holanda, heredera al trono. / RR SS.
Princesa Amalia de Holanda, heredera al trono. / RR SS.
Con 18 años cumplidos, la princesa de Orange participa por primera vez en la apertura del Parlamento. Poco a poco, empieza a tomar protagonismo en la agenda real de Países Bajos.
Amalia de Holanda consolida su papel como heredera asistiendo al Prinsjesdag

Amalia de Holanda, princesa de Orange, princesa de los Países Bajos y princesa de Orange-Nassau, es la heredera al trono de Países Bajos y tras cumplir los 18 años ha empezado a tomar más relevancia en la agenda real. Por primera vez, la joven ha asistido a la apertura del año parlamentario (Prinsjesdag, en neerlandés) acompañada con sus padres, los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda

Aún no ha empezado a llevar ella misma sus primeros actos institucionales en solitario, pero ya la Casa real neerlandesa ha dejado saber que en 2023 tendrá una agenda más activa y compatible con sus estudios universitarios. En este acto, el monarca ofrece el Discurso de la Corona, donde presenta los planes del Gobierno para la presente legislatura.

Tras dos años de pandemia, la monarquía ha recuperado uno de sus actos más representativos y es llegar en carroza, que realiza un recorrido por las calles de La Haya hasta la sede del Congreso y el Senado. El día fue soleado e ideal para el paseo, donde se congregaron en las calles para ver llegar a la familia, siendo aplaudidos por el público presente. 

Los Reyes y la princesa Orange llegaron en la Carroza de Cristal, utilizada por los monarcas para movilizarse desde el palacio de Noordeinde hasta el Teatro Real. Anteriormente, en este acto era utilizada la Carroza Dorada, sin embargo, los Reyes desistieron en utilizarla debido a que está adornada con motivos coloniales. Por tal razón, Guillermo Alejandro indicó que dejarían de utilizarla y pasaría a ser exhibida en un museo.

De Telegraaf informó que las medidas de seguridad en torno a la heredera y al primer ministro, Mark Rutte, se habían reforzado debido a que “había referencias a ambos en mensajería encriptada del crimen organizado sobre un supuesto ataque o bien un secuestro”. Por la misma razón, “Amalia no reside, de momento, en su piso de estudiante, en Ámsterdam”. La ceremonia ha tenido lugar en el teatro debido a las obras de restauración de la Sala de los Caballeros, ubicada en el Parlamento. 

Para la ocasión, la princesa Amalia se decantó por un bonito vestido verde con mangas transparentes y un llamativo turbante de Fabianne Delvigne, que pertenece a su madre con estrellas de diamantes. Dichas estrellas son son las que culminan una de las tiaras de la familia real, la llamada “tiara de las estrellas de diamantes”.

Amalia parece haber heredado el gusto por las joyas de su madre y por tal, le hemos visto lucir varias piezas del joyero real. Lució el collar y los pendientes del juego de esmeraldas y diamantes que la reina Emma regaló a su hija, la reina Guillermina. 

Por su parte, la reina Máxima optó por un diseño gris perla, llamativo pero que distaba mucho de la opción más pomposa que llevó su hija. En su caso es una apuesta de Benchellal, que consiste en un vestido tipo abrigo que cuenta con un gran chal envuelto. 

La princesa de Orange empieza a compaginar su vida institucional con sus estudios. Hace dos semanas la joven comenzó sus clases en la Universidad de Ámsterdam, donde cursa el grado múltiple de Psicología, Política, Derecho y Economía. 

Pese a que la Casa real había anunciado que la joven se centraría en sus estudios, parece que han cambiado de opinión. Amalia asistió por primera vez a la cena de gala del Consejo de Estado durante la semana pasada, y también se ha dado a conocer que en 2023 realizará su primera gira oficial por el Caribe. @mundiario

 

Amalia de Holanda consolida su papel como heredera asistiendo al Prinsjesdag
Comentarios