Alerta tiara real: Máxima de Holanda desempolva sus alhajas para una cena de gala

1. Máxima de Holanda. RR SS.
Máxima de Holanda. / RR SS.
Parece que han pasado siglos desde que vimos a una royal llevar algunas de sus magníficas joyas en grandes eventos. La reina de los neerlandeses nos encanta con su estilo exquisito. 
Alerta tiara real: Máxima de Holanda desempolva sus alhajas para una cena de gala

En los últimos años no hemos gozado de muchas cenas de gala debido a la pandemia, por tal razón se agradece que los royals empiecen a activarse en grandes eventos donde pueden presumir de looks de infarto y sus mejor alhajas. Este ha sido el caso de Máxima de Holanda, que reaparece en una cena de gala llevando una de las tiaras más interesantes del joyero real.

Esta semana, Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda han recibido al presidente indio y a su esposa. Se trata del mandatario Ram Nath Kovind, que arribó a Países Bajos junto a su esposa Savita Kovind, siendo recibidos en una ceremonia celebrada en la Plaza Dam de Ámsterdam. La jornada de ambos finaliza con una cena de Estado celebrada en el Palacio real ofrecida por los reyes, una excusa más que perfecta para disfrutar del estilo de la argentina.

Máxima dio una muestra de austeridad al repetir atuendo. Se decidió por un vestido que amas u odias y que llevó por primeras vez en el Prinsjesdag, la apertura del parlamento en 2018. Es un diseño vaporoso firmado por Luisa Baccaria que combina la seda en diversos colores pastel que van desde el morado, pasando por amarillo o el rosado. Tiene mangas largas transparentes y escote fruncido, además, su precio supera los 3.000 euros. 

Cuatro años después, la reina repite atuendo que causó mucha división en su momento pero que perece no importar a Máxima, una de las royals más arriesgadas en temas de modas. Para la ocasión, la monarca se ha dejado ver con la tiara de aguamarinas, una preciosa apuesta de estilo art déco que cuenta con siete piedras preciosas de diferentes tamaños y que fue un original regalo a la reina Juliana de parte de sus padres cuando cumplió 18 años. 

La tiara forma parte de un conjunto compuesto por unos pendientes largos y unos broches rectangulares que la reina llevó prendidos, uno en la cintura y el otro en la banda de la Orden del León Holandés. Igualmente cuenta con una llamativa gargantilla de diamantes de la que sobresalen una enorme aguamarina, pero que en esta ocasión, Máxima decidió no exhibir. 

 

Durante el evento en la Plaza Dam, los reyes también hicieron acto de presencia. Entonces se vio un emotivo momento en el que se encontraron con Nadie Rashid, una madre cuya hija fue secuestrada por orden del padre para llevarla de vuelta a la India, país de origen de ambos progenitores. El secuestro ocurrió en 2016 y desde entonces, Rashid lucha en los tribunales para que le devuelvan a su hija. 

En dicho evento vimos a la reina lucir un precioso vestido morado firmado por Victoria Beckham en color morado y largo midi. Junto al diseño llevó un abrigo en tono gris que combinó con un sombrero, guantes y bolso a tono. Como siempre exquisita y muy a la moda. @mundiario

 

Alerta tiara real: Máxima de Holanda desempolva sus alhajas para una cena de gala
Comentarios