Buscar

MUNDIARIO

Alejandro Sanz perdió su mansión de Miami ¡por falta de pago!

De acuerdo con varios medios de comunicación en Florida, Alejandro Sanz perdió una de sus propiedades debido a una demanda por no cumplir con varios pagos de una deuda adquirida.

Alejandro Sanz perdió su mansión de Miami ¡por falta de pago!
Alejandro Sanz, cantante. / RR SS.
Alejandro Sanz, cantante. / RR SS.

No pudo pagarle al banco 11 millones de dólares y debió devolver una mansión completa. Aún regresándola, no logró completar el pago de su deuda, aún debe dar 4 millones más. La propiedad fue comprada por Sanz en el año 2000 y tiene nueve habitaciones, un gimnasio, cancha de tenis, piscina climatizada, 160 metros de frente de agua y dos muelles privados.

En el 2016, el cantante español quiso vender el inmueble en 18 millones de dólares, pero no tuvo éxito con la venta. Se dice que mucho tuvo que ver con esta pérdida, el embargo que tiene el español en muchas de sus cuentas (todas las que tiene en EE.UU.), por una demanda que tiene en proceso, con su ex mujer.

La empresa demandante en el caso, solicitó ante la corte el embargo de la casa, su argumento es que el intérprete les solicitó un préstamo para pagar la propiedad. Hasta hace poco, el cantante español había cumplido al pie de la letra con los pagos, pero de un momento a otro dejó de hacerlo. Se presume que fue por la pandemia y, por falta de pago, la empresa solicitó el pago del dinero o en su defecto, el embargo de la mansión.

Ocurrió el embargo, pero no fue suficiente para cancelar la deuda, tras un nuevo avalúo.

De acuerdo con el documento presentado, la demanda está en contra de Gazul Producciones, empresa dedicada a las artes escénicas, que además de haber quedado en garantía cuando se solicitó el préstamo, su presidenta actual es la expareja del cantante, Raquel Perea.

Por ahora, ni Alejandro ni Raquel han expresado públicamente nada al respecto.

Problemas legales en Norte América

Sanz tiene sus cuentas congeladas por orden de su aún esposa Raquel Perera, quien tiene temor a que el autor de "Corazón Partío" malgaste su patrimonio y no deje nada para sus hijos.

Tras 12 años de relación y que el cantante la engañara con una jovencita, ambos se separaron y hoy ella tiene todas las propiedades congeladas, con orden de juez, pues el español ha gastado de forma increíblemente rápida lo que ella y el juez consideran, hasta ahora, el patrimonio de sus hijos.

Además Perera también exige un seguro de vida y un pago retroactivo desde julio de 2019, unos 45.000 dólares al mes, además de una pensión por su dedicación y su "contribución y ayuda al éxito profesional, al reorganizar sus compañías y con su sacrificio personal".

La custodia de los menores también está en disputa pues Perera alega que Sanz es un “padre ausente” debido a las exigencias de su trabajo y que desde la separación los ha visto en apenas cinco ocasiones. Dylan y Alma necesitan, como todo niño, alguien presente no alguien que solo pague cuentas. @mundiario