Buscar

El Instituto de Estudios Valdeorreses recordó a Ferrándiz en su centenario

El Instituto de Estudios Valdeorreses recordó a Ferrándiz y el rito etnográfico de la Navidad. Para ello, contó con la Académica de la Historia María Fidalgo Casares, máxima especialista en el tema, que consideró a Valdeorras "la gran desconocida de Galicia con un riquisimo patrimonio cultural, natural y gastronómico".

El Instituto de Estudios Valdeorreses recordó a Ferrándiz en su centenario
MESA PRESENTACION IEV.
MESA PRESENTACION IEV.

Firma

Xoán Dou

Xoán Dou

El autor, XOÁN DOU, es colaborador de MUNDIARIO, donde analiza la actualidad. @mundiario

María Fidalgo Casares, doctora en Historia y miembro de la Academia de la Historia de Andalucía, presentó en el Casino de O Barco de Valdeorras su valoración sobre Ferrándiz, el gran ilustrador catalán. Fue presentada por el Presidente del Instituto de Estudios Valdeorreses, Aurelio Blanco Trincado​, que agradeció a la académica no sólo su asistencia, sino sus repetidos trabajos en relación a la villa. Continuó el artista barquense, Luis Enrique Rodríguez "Coquixo", que hizo un resumen de su brillante curriculum y terminó la introducción José Antonio Blanco.

María Fidalgo, con el rigor y la amenidad que le caracteriza, profundizó en su conferencia en el desarrollo histórico de las tarjetas navideñas desde sus inicios con los aguinaldos hasta la actualidad ante un nutrido aforo entre los que se encontraban el pintor Martínez Coello o el  galerista Gurriarán. Su disertación sobre Ferrándiz ha sido requerida en varios foros como Sevilla, Barcelona, Madrid o Ferrol, pero en Valdeorras quiso hacer algo distinto y fue adaptando el relato a la idiosincrasia de la villa, proyectando imágenes de antiguas librerías, recordatorios de barquenses, incluso la influencia del artista en la icónica imagen de “La Pitusa”, franquicia de gaseosas que en la villa tuvo una gran importancia, lo que convirtió su conferencia en todo un viaje al pasado .

"La conferencia fue un tanto distinta a lo que suelo hacer, no una exposición tan erudita, sino más personal, como era la obra de Ferrándiz, tan accesible que no sólo revolucionó el imaginario infantil, sino que trastocó gran parte de las costumbres y ritos familiares de los niños en los 60, 70 y 80. Porque aunque nos ha pasado desapercibido, la costumbre de enviar felicitaciones manuscritas y todo lo que conllevaba, ha desaparecido sin capacidad de retroacción", afirmó para MUNDIARIO. 

María Fidalgo Casares hizo hace unos años una breve semblanza del artista en las páginas de MUNDIARIO, titulado El desconocido Ferrándiz, artista imprescindible en la intrahistoria española del siglo XX. Desde entonces, ha publicado distintos trabajos sobre su obra y figura en revistas etnográficas y literarias y en la actualidad es la máxima especialista artística en el ilustrador.

maxresdefault

El Instituto de Estudios de Valdeorras había invitado en otras ocasiones a Fidalgo, pero problemas de agenda habían impedido su comparecencia. Sin embargo, esta vez  ella ha manifestado su firme intención de volver pronto, posiblemente en relación con la figura de Murillo cuyo cuarto centenario está a punto de concluir y en cuya conmemoración  en el llamado "Año Murillo" ha participado en Sevilla .

Fidalgo, que los últimos años se ha convertido en todo un referente dentro de la crítica artística, es, entre otras publicaciones, la autora de los dos libros de arte con más éxito editorial de la década: Bocetos para la Historia y Ferrer-Dalmau, el pintor de Batallas. Tiene en ciernes una próxima obra en la misma línea sobre el gran pintor histórico militar con el grupo Planeta. 

Vista de O Barco

                                                                                                                                                                           Vista de O Barco 

Al finalizar la exposición, hubo un coloquio distendido en corrillos en los que se brindó con "Brinde" de Bodegas Roandi, un espumoso valdeorrés de gran proyección.

Fidalgo se mostró emocionada ante los presentes, pues pasó parte de su juventud en O Barco, "una tierra donde hizo ese tipo de amigos que permanecen para siempre“ y tuvo sentidas palabras para algunos de ellos "muy queridos que ya no están con nosotros , entre otros Jorge y Roberto Pérez Teijeiro”. En relación con la comarca  afirmó que "Valdeorras, es riquísima patrimonialmente, con fiestas y gastronomía de calidad y de gran belleza natural. Desde su impronta romana, el Camino de Invierno o sus espacios naturales de montaña.. tiene atractivos múltiples. Es quizás, injustamente, la gran desconocida de Galicia”. Pero eso tiene fácil solución, aclaró, "porque está muy bien comunicada y tiene gran variedad de alojamientos para acoger al turista al que con seguridad  no defraudará". @mundiario