Buscar

GALICIA DEBATE

Una sede de la FAO en el puerto de Vigo

Vigo define el futuro de la valía de un puerto y de un país que tuvo el mar como horizonte.
Una sede de la FAO en el puerto de Vigo
Puerto de Vigo. / Mundiario
Puerto de Vigo. / Mundiario

José María Sánchez

Capitán de la Marina Mercante.

En 1945, se constituyó la Organización de las Naciones Unidas, con el objetivo de no repetir el gran desastre del que ese siglo fue testigo. En el mismo proceso, en la ciudad de Quebec, el 16 de octubre de ese año se crea la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). El gran objetivo de la ONU, para esta Agencia, es la erradicación del hambre. Con ello se plantea la necesidad de lograr la seguridad alimenticia y nutricional y la vida de los pueblos. Se plantea mejorar la productividad agrícola y la situación en la población rural.

La FAO capta sus recursos de la aportación de los países miembros que asciende a un 31% de su presupuesto, correspondiendo el otro 61% a aportaciones voluntarias.

En los recursos alimentarios de la FAO la Agricultura es un elemento básico para la erradicación del hambre, incluyendo la Pesca como un factor importante a considerar para la corregir el déficit alimentario. Este factor no solo es un elemento nutricional, sino que además es un factor de ingresos y medio de vida para millones de personas en todo el mundo. Como dato importante tenemos que en el 2014 la oferta mundial de pescado era de 20 kg. por persona, alcanzando su máximo histórico. Este antecedente está acompañado por los procesos de la acuicultura, que en la actualidad proporciona la mitad de todo el pescado destinado al consumo humano, permite una mejor conservación de las especies  y facilita una mejor ordenación pesquera.

Debemos observar que la pesca viene siendo uno de los productos donde la cadena comercializadora es muy importante, según indican diversos informes elaborados por diferentes organismos internacionales, expertos de alto nivel y la propia industria del sector, así como las distintas organizaciones sociales y representantes de la sociedad civil. En ellos se destaca el enorme potencial de los océanos y sus aguas continentales, que proporciona una mayor seguridad alimentaria y nutricional a la población mundial.

En la última conferencia celebrada en Roma en 2014 sobre Nutrición se aprobó lo que se llamó la Declaración de Roma y el Marco Acción, donde se fijó como objetivo la erradicación de la malnutrición. En dicha conferencia se hizo enorme hincapié, en la gran importancia de la pesca.  

Otro dato considerar es que FAO esta de una forma muy importante ligada a los objetivos que en el 2015 se marcaron los países miembros de la ONU, al aprobar la ya tan conocida Agenda 2030. 

En el contexto de la Agenda 2030 FAO los objetivos a desarrollar por FAO son ODS 2 y ODS 14. En el primero de ellos se plantea el hambre cero en el 2030, y el objetivo 14 tiene que ver con la vida submarina. Se trata conseguir su priorización, conservación y utilización de una forma sostenible; es decir: satisfacer las necesidades actuales, sin comprometer la capacidad de las generaciones  futuras para satisfacer las suyas Y garantizando así el equilibrio económico, el medio ambiente y el bienestar social. Estos objetivos se evalúan para lograr la transición mundial hacia un desarrollo sostenible. En aras de lo cual se están llevando acabo políticas activas donde se cumplen los tres principios: económico, social y ambiental.

En Octubre de 2015 se celebró en Vigo, coincidiendo con el evento de CONXEMAR, la reunión de 70 miembros de FAO con un número muy importante de participantes, donde distintas y numerosas delegaciones -así como el propio sector privado-, ONGs y organizaciones de la sociedad civil, celebraron 20º aniversario  del Código de Conducta para la Pesca Responsable. Se valoraron los aciertos y dificultades a la hora de su aplicación, de acuerdo con el objetivo ODS14. Como consecuencia, la FAO asumió una mayor cuota de responsabilidad de análisis y seguimiento.

Desde esas fechas la FAO viene planificando el proyecto de generar en diversos puertos unas mini-FAOS, para que desde ahí se impulsen las diferentes políticas de los dos objetivos que tienen encomendados por la Agenda 2030. 

El puerto de Vigo, desde hace unos años, fue el primero en aplicar uno de los proyectos creados por la Comisión Europea -conocido como BLUE GROWTH-, comprometiéndose a llevar varias acciones al respecto para apoyar un desarrollo sostenible e integrado del sector marítimo y pesquero. Teniendo en cuenta la importancia de los mares y los océanos en el crecimiento económico de Europa, así como su potencial en la innovación. Gracias a ello, el puerto de Vigo fue correspondido por las autoridades europeas con su reconocimiento por la acciones llevadas a cabo, que lo han llevado a ser un puerto conectado, innovador, verde e inclusivo, y a convirtirse en un modelo de crecimiento “Azul” a nivel europeo, gracias a su competitividad, eficiencia y sostenibilidad en todas sus actividades. Todo este proceso culminará con la creación del Centro Excelencia del Blue Growth.

Gracias a estos referentes, con el apoyo de las instituciones locales (Concello de Vigo, Zona Franca, sector local de la Pesca) y de la Xunta de Galicia, el Gobierno de España como miembro de derecho ante la FAO, considera solicitar la ubicación en el  citado puerto de esa Sede de la FAO. Con ello se haría un reconocimiento al Puerto Pesquero de Vigo (primer Puerto Europeo del sector), y Galicia saldrá reforzada en su posicionamiento como gran potencia pesquera que es. @mundiario