La planta de fibra textil lyocell, a examen en Galicia Debate

Castelo de Pambre Palas de Rei. / JL Martín P.
Castelo de Pambre, en Palas de Rei. / JL Martín P.
Galicia Debate Compostela trata de arrojar luz sobre la controversia generada por el proyecto de Altri.
La planta de fibra textil lyocell, a examen en Galicia Debate

Ha explotado la controversia con el proyecto de la multinacional portuguesa Altri, apoyado por la Xunta de Galicia para incluir en los PERTEs con financiación de los Fondos Next Generation EU. Galicia Debate no quiere pasar por alto el análisis del proyecto, y tratar de proyectar luz sobre su naturaleza, las consecuencias ambientales, sociales y económicas para Galicia, y concretamente para la comarca de A Ulloa, donde pretende instalarse la factoría.

En un principio, y en las últimas semanas, la portuguesa Altri y la Xunta de Galicia iniciaron un intento de despliegue para debatir y explicar el proyecto con la población de los municipios situados a 30 kilómetros a la redonda de la ubicación elegida para la factoría. Despliegue que se ha convertido en un repliegue brusco cuando la reacción de amplios sectores de la población afectada ha sido desfavorable, y los ecos de la preocupación ha llegado incluso a la Ría de Arousa, donde desemboca el río Ulla, y donde temen por un posible impacto ambiental negativo en el medio marino y en la cría del marisco. Tras ese repliegue drástico, lo único que hemos visto en alguna prensa de Galicia ha sido la versión sobre el proyecto que ofrecen la Xunta y, sobre todo, la multinacional.

Una versión bastante edulcorada y claramente a la defensiva, que, por desgracia, suena a clara propaganda, posiblemente engrasada a favor de los medios que la reproducen.

Aparte de que el proyecto de Altri genera controversia, por un lado entre lo que se anunciaba hace más de un año y lo que plantean ahora: en cuanto a cantidad de producción de lyocell y la de producción de pasta de celulosa; en cuanto a los puestos de trabajo a crear; en cuanto a las cantidades de agua extraída del embalse de Portomouros (46.000 metros cúbicos diarios), y la devuelta al cauce superior del río (30.000 metros cúbicos diarios); en cuanto a cómo va a afectar a la flora y a la fauna; en cómo va a afectar al medio ambiente, y en cuanto a reproducir la constante polémica sobre el eucalipto, y sus posibles nuevas plantaciones. Aparte de todo eso en el trasfondo de la polémica se barajan otros criterios.

El principal es el del modelo de desarrollo que hay que dar al rural de Galicia: si pasa por la instalación de plantas industriales que condicionan la configuración forestal de la naturaleza del territorio, o por un desarrollo integral de la masa forestal, favoreciendo la variedad y la vegetación autóctona, tanto como por el desarrollo integral de las explotaciones agroganaderas y el fomento de una industria agroalimentaria vinculada a esa producción primaria.

Pero además quedan otras preguntas en el aire: como es el hecho de que Inditex, que en un principio apoyaba el proyecto, desapareciera del mismo, siendo la industria textil gallega que más fibra producida podría utilizar. O la pregunta de adónde van a ir a parar los beneficios de la factoría, y la vinculada a ella sobre la escasez de capital gallego en el proyecto.

Toda esta problemática, y muchos otros aspectos y matices relacionados con el proyecto se tratarán en Galicia Debate Compostela el próximo jueves 25 de abril, a las 20:15 horas en el Restaurante Solleiros, situado en la Plaza de Mazarelos esquina con Cardenal Payá, en Santiago de Compostela.

El debate lo presentará y coordinará Braulio Vilariño, ciudadano de la comarca de A Ulloa, y miembro del Instituto de Estudos Ulloans, y se desarrollará a partir de las ponencias de Emilio Carral Vilariño, profesor titular de Ecología en la USC (Campus de Lugo), y de Jacobo Feijóo Lamas, ingeniero de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid, con experiencia en proyectos de innovación asociados a la biorrefinería y procesos de química verde; responsable del área forestal y energías renovables de Unións Agrarias, y presidente de la Asociación Sectorial Forestal Galega (ASEFOGA).

Si alguien quiere asistir al acto puede inscribirse a través del correo [email protected] Será bien recibido. @mundiario

Comentarios