Ferrolterra y una estrategia industrial para Galicia

Valentín González Formoso, alcalde de As Pontes
Valentín González Formoso, alcalde de As Pontes
Un diálogo en directo con el alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso.
Ferrolterra y una estrategia industrial para Galicia

Mañana, miércoles 14 de abril, Galicia Debate va a dedicar una sesión en directo al problema que genera el cierre de la central térmica de As Pontes, y a la búsqueda de soluciones.

Lo hará de la mano del alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, que además es el presidente de la Diputación de A Coruña. La sesión, que se emitirá en “streaming” para todas las personas que quieran participar, tendrá lugar a las 20,15 horas, y se podrá acceder a ella a través de la Web de Galicia Debate, o directamente desde el canal de Youtube habilitado para ello.

Al final de la intervención del alcalde de As Pontes, los participantes podrán formular preguntas y realizar intervenciones a través del chat del canal de Youtube.

La quiebra de una tradición industrial

Desde que, en 2019, Endesa, propietaria de la central térmica, determinó su cierre como consecuencia del proceso de descarbonización asumido por Europa, toda la comarca de Ferrolterra vive la zozobra de la posible desaparición de 900 puestos de trabajo, tanto directos -trabajadores de la central- como indirectos. Un problema que supone un impacto de gran envergadura a una comarca que apostó fuertemente por la energía, para dar aprovechamiento inicialmente a sus minas de lignito.

Cuando los niveles de contaminación y de eficiencia del lignito propio se revelaron como inviables, se recurrió a alimentar la central con carbón importado. Se habilitó una terminal específica en el puerto de Ferrol para dicho carbón, y su traslado hasta As Pontes genero trabajo para decenas de transportistas.

A partir de que la política medioambiental internacional elevó de 15 a 24 euros la tasa por cada tonelada de dióxido de carbono producida, Endesa -que acababa de invertir 270 millones de euros en modernizar la planta- decidió que no le resultaba rentable y que necesitaba cerrarla. A partir de las movilizaciones de los trabajadores y ciudadanos de As Pontes, Endesa hizo algunas pruebas para sustituir el carbón por biodiesel, determinando -como resultado- que dicha medida no era viable.

Llueve sobre mojado

Ahora se buscan soluciones a las que el gobierno de Galicia no puede quedar indiferente, ya que puede ser una oportunidad no solamente de resolver un grave problema social, sino también de establecer una estrategia industrial y energética que ponga a Galicia en un primer plano, y que pueda, incluso, servir de motor y modelo para relanzar y potenciar la industria gallega.

Hay que hacer notar que a escasos 20 kilómetros de As Pontes, Siemens Gamesa cierra su planta de aerogeneradores, que da trabajo a 266 trabajadores, porque su tecnología ha quedado obsoleta y no es competitiva con eurogeneradores más modernos y eficientes que copan actualmente más del 50% del mercado. @mundiario

Ferrolterra y una estrategia industrial para Galicia
Comentarios