La comarca gallega de Ferrolterra se reinventa una vez más

Valentín González Formoso. / Dibujo de María Eiras
Valentín González Formoso. / Dibujo de María Eiras
Hay un compromiso pleno del Ministerio de Transición Ecológica, así como coordinación permanente con el recién creado Instituto Nacional de Transición Justa.
La comarca gallega de Ferrolterra se reinventa una vez más

El complejo eléctrico de As Pontes era un diamante singular en las “joyas de la corona” que privatizó Aznar durante su presidencia. Era propiedad de Endesa, que pasó de ser 100% pública, pero con capital español, a ser también pública, pero en manos del Estado italiano a través de Enel. Las decisiones estratégicas, por tanto, no se tomaron con arreglo a los intereses de España, sino según el criterio italiano.

Ahora Endesa cierra la central de As Pontes. La tasa por tonelada de dióxido de carbono que produce hace que no sea rentable, y que Endesa prefiera cerrar, aun perdiendo los 218 millones de euros que acaba de invertir para adaptarse a la normativa comunitaria de 2003, que mantener un déficit insostenible.

Ayer, Galicia Debate dialogaba, ante numerosos asistentes y participantes, con Valentin González Formoso, alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación Provincial de A Coruña, acerca de esta decisión y de la búsqueda de futuro a una realidad que potenció la construcción de toda una valiosa red de transporte de energía que, si no se produce una alternativa adecuada, puede quedar baldía.

Hay alternativas importantes

Además de recordarnos que el día 28 de abril hay una huelga en la comarca, en reclamación de las alternativas para Ferrolterra, Valentin González Formoso dejó claro que As Pontes no se dedica a la mera reivindicación, sino que se está trabajando en diversas alternativas para que no se venga abajo un polo industrial importante para Galicia, y para adoptar medidas estratégicas que superen la crisis creada.

Aunque no pudo ser muy explícito en el detalle de los proyectos que se están considerando, debido a la confidencialidad de sus promotores, sí  explicó que existen muchos proyectos, variados y de gran interés. Sí habló de uno que la propia Endesa ha difundido, que es el de crear un sistema de producción y almacenamiento de energía a través de un proyecto de 100 MW de hidrógeno verde, que conlleva la instalación de unos parques eólicos. La colaboración de Endesa para una solución de futuro es clave, ya que dispone de las dos terceras partes del territorio del municipio de As Pontes, que es el mayor de la provincia de A Coruña.

También garantizó Valentin González Formoso el compromiso pleno del Ministerio de Transición Ecológica, y la coordinación permanente con el recién creado Instituto Nacional de Transición Justa. Todo lo cual hace presagiar que está en juego la captación de fondos europeos para el desarrollo de proyectos industriales. La participación de la Xunta de Galicia parece más bien pasiva, aunque no está poniendo obstáculos a los trabajos de relanzamiento.

Poner en valor tecnología y decisiones

Insistió Valentin González Formoso en un tema importante. Y es el esmero que hay que poner en las alternativas que se busquen para prevenir y bloquear las deslocalizaciones, que ya se han vivido en algunos casos (él citó el de Vestas, en la provincia de León), que una vez deslocalizada estuvo suministrando, con las subvenciones del Gobierno de España, aerogeneradores para parques eólicos en León y Burgos.

A ese respecto insistió en varias ocasiones que existe en España cierta rigidez en la interpretación de la normativa europea (rigidez que no existe en Francia y en Alemania) a la hora de exigir en los concursos de proyectos una participación significativa de tecnología nacional.

En el debate surgieron diferentes ideas relacionadas con proyectos y tecnologías posibles, como el de la obtención de fibra forestal para productos textiles y otros productos, o como la creación de un conglomerado de energía eólica marina en el entorno de Ferrol.

En relación con el primer tema, Valentin González Formoso señaló el alcalde la importancia de mirar al futuro inmediato. Ante el posible cierre de Ence en la ría de Pontevedra los planes de la empresa es convertir Galicia en mero suministrador de eucalipto para su factoría de Navia, en Asturias. Cuando lo que habría es que buscar opciones de valor añadido para el aprovechamiento de los bosques gallegos.

Hubo abundantes intervenciones señalando la pasividad de la Xunta de Galicia en el cumplimiento de sus obligaciones estatutarias de “planificar y desarrollar la industria”, citando el ejemplo del cierre de Siemens-Gamesa de As Somozas, por ejemplo, por la falta de la previsión e incentivación en el fomento de la renovación tecnológica que hubiera sido necesaria para obtener equipos más competitivos con un mayor rendimiento. @mundiario

La comarca gallega de Ferrolterra se reinventa una vez más
Comentarios