La pila bautismal donde Almanzor dio de beber a su caballo

Pila bautismal.
Pila bautismal en la Catedral de Santiago. / JRB

El caudillo musulmán del Califato de Córdoba Almanzor quemó la Catedral de Santiago en una razzia realizada el año 997. El obispo de Iria, Pedro de Mezonzo, abandonó la sede.

La pila bautismal donde Almanzor dio de beber a su caballo

Entrando en la Catedral de Santiago de Compostela por la fachada de Platerías, a la derecha hay una pila bautismal del siglo IX procedente de la Iglesia de San Fiz de Solovío de Santiago. Es una pila de mármol en una sola pieza. La tradición dice que en ella dio Almanzor de beber a su caballo. Almanzor era caudillo del Califato de Córdoba, que poseía las ciudades de Córdoba, Málaga, Almería, Granada, Valencia, Zaragoza y Toledo. A las demás ciudades de los reinos cristianos les exigía tributos y realizaba “razzias” (campañas de guerra en verano) contra las que no pagaban. A lo largo de su vida efectuó 56 razzias. Almanzor nació en Algeciras y murió en Medinaceli el año 1002.

En el año 997 realizó una incursión contra Santiago, lo que obligó al obispo Pedro de Mezonzo a abandonar la ciudad. Almanzor quemó la catedral de Santiago, un templo prerrománico, pero no tocó los restos del apóstol por superstición.

Almanzor mandó llevar a Córdoba las campanas de la Catedral a hombros de cristianos. Allí estuvieron hasta el año 1236 en que el rey Fernando III el Santo recuperó Córdoba obligando a los árabes a transportar del mismo modo las campanas de la Catedral de Compostela hasta Santiago.

La pila bautismal donde Almanzor dio de beber a su caballo
Comentarios