Buscar

Zas, vete ya, hombre, vete ya...

Aunque tal vez lo que habría que pedir es: Tino e Iñaki, iros ya, o poneros uno al frente, pero no os escondáis más detrás de este hombre al que, ya fuese por activa o por pasiva, colocasteis entre los dos de supuesto presidente del Deportivo. / Editorial de la edición GALICIA de MUNDIARIO
Zas, vete ya, hombre, vete ya...
Paco Zas. / Mundiario
Paco Zas. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

El Deportivo ha tocado fondo tras la llegada de Tino Fernández a la presidencia. Perdió 3-0 en Las Palmas y ahora es colista de Segunda División. Más bajo no puede caer.

El resumen de este amargo relato solo puede conducir a un mensaje a su presidente: Zas, vete ya, hombre, vete ya... Aunque tal vez lo que habría que decir es: Tino e Iñaki, iros ya, o poneros uno al frente, pero no os escondáis más detrás de este hombre al que colocasteis de supuesto presidente. Por activa o por pasiva, no le hagáis más daño al Deportivo –ni al deportivismo– con este sainete nada jocoso por cierto.

Y llevaros para siempre a Carmelo del Pozo, si antes no tiene la dignidad de dimitir como director deportivo, que probablemente no la tendrá, a pesar de ser evidente que ha dilapidado el sexto tope salarial de la Segunda División.

Si no queréis –o no podéis– poneros al frente del Deportivo ahora, dejad paso al empresario Fernando Vidal, el candidato preferido por los accionistas ajenos a los lobbies. Pero, lo dicho: no le hagáis más daño al Deportivo, que, como escribió el histórico presidente Augusto César Lendoiro en MUNDIARIO, necesita ascender para no convertirse en un equipo más de los 22 de la categoría de plata y de nuevo revivir el calvario de los años 70 y 80 del siglo pasado.

Basta ya, ¿vale? ¿O será necesario explicarlo de otra forma? @mundiario