Visión de la ABB sobre la sanidad en Galicia

Hospital de A Coruña. / Mundiario
Hospital de A Coruña. / Mundiario
Carta abierta al Presidente de la Xunta de Galicia y al Conselleiro de Sanidade.
Visión de la ABB sobre la sanidad en Galicia

En nuestras consideraciones generales sobre la sanidad en Galicia nos parece sorprendente que, con los graves problemas actuales y siendo la mayoría los mismos desde hace años, la Conselleria de Sanidade y el Sergas continúen con la organización actual y clásica, reforzándola con convocatorias de farmacéuticos y médicos de Atención Primaria (AP) que, si bien pueden solventar alguno de estos problemas a corto plazo, al no ir al origen de los mismos acabarán siendo pan para hoy y hambre para mañana.

Por ello, los miembros de la ABB creemos que se hace imprescindible reinventar el Sergas. Hay que aplicar nuevas ideas, nuevas estrategias, en definitiva, crear una nueva organización de las estructuras asistenciales de nuestra comunidad.

No pueden seguir existiendo dos niveles asistenciales independientes y, casi podría decirse, enfrentados y que, con la creación de las estructuras de gestión integrada (EOXI) que implantó el Sergas desde el 2010, no ha conseguido solucionar. Si no, todo lo contrario, ha empeorado dramáticamente.

El Sergas, como entidad aseguradora, debe dar una única respuesta a los problemas de salud de los gallegos. Nunca puede quedar en el paciente la responsabilidad y/o el deseo de ir al encuentro de los especialistas hospitalarios (AE). La interrelación entre las distintas estructuras de la organización sanitaria siempre será responsabilidad y decisión de la propia organización.

No se puede seguir fomentando la cultura de los “especialistas” y del “hospital centrismo” (en eso también ha sido determinante el invento de las EOXIs como estructura única de gestión de toda el área sanitaria). Hoy los pacientes solicitan ser vistos por la AE. Para ellos, el Médico de Familia no es un especialista, solo la AE le va a solucionar su problema de salud y, solo en este nivel podrán pedirle las pruebas diagnósticas que necesita. Es muy frecuente ver pacientes con varios “especialistas de cabecera”, cautivos de la AE, y que solo acuden a su centro de salud para temas burocráticos.

Este sistema de funcionamiento, vigente hoy en el Sergas, es nefasto para la salud y el bienestar de la población gallega. Los especialistas hospitalarios cada vez saben más, pero de menos cosas. Falta recuperar esta visión clínica de conjunto, recuperar a este “médico de cabecera” de siempre, el que ve al Paciente como a un todo y no solo una parte.

Por tanto, todo paciente tendrá un único médico de referencia. Un médico responsable de su salud integral. Y, sin duda, este médico debe ser su Médico de Atención Primaria, su Médico de Familia, pieza fundamental e indiscutible de un Sistema Sanitario Saneado...

Medidas concretas

- El Médico de AP debe tener acceso a las pruebas complementarias y diagnósticas básicas y necesarias. Deberán establecerse mecanismos que impidan la repetición de estas pruebas y a que pueden ser vistas por cualquier Médico del Sergas.

- La AP será dotada de los recursos necesarios, estables y con retribuciones, al menos, iguales a la AE, para que, con total garantía puedan tener el tiempo suficiente para realizar estas funciones de Médico de referencia. Estas funciones incluirían, aparte de las descritas: Visitas a pacientes suyos hospitalizados; Comunicación verbal y directa con el médico de AE; formación continuada obligatoria; Guardias para urgencias, que recaerán en los propios médicos de referencia y sus correspondientes libranzas (desaparición del concepto, con todas sus consecuencias, PAC); Sesiones clínicas; etc.

- Se integrará toda la asistencia pediátrica programada y urgente de cada área de salud en una única estructura organizativa. Dejando solo la pediatría especializada de segundo nivel en centros de referencia autonómicos.

- Todas las consultas de salud estarán en la AP. Se integrará también la atención social y todos los recursos socio-sanitarios y toda la salud mental básica.

- Desaparecerán las unidades de HADO, integrándose en la AP, así como las Unidades de Cirugía Menor Ambulatoria.

- Establecer médicos de AE de referencia para cada Unidad de primaria con mecanismos formales e informales de comunicación y colaboración.

- Establecer y arraigar la cultura de hacer solo lo que realmente aporte valor, dejando de hacer todo lo innecesario. Se incorporarán nuevas categorías profesionales y nuevas titulaciones para realizar las funciones y cometidos que restan al médico de lo que solo puede hacer él.

- Áreas sanitarias más reducidas, mejor estructuradas, más organizadas y con presupuestos diferenciados y con equipos directivos cortos y diferenciados. Carteleras de servicios establecidas, claras y equitativas, y con referencias bien definidas en toda la Comunidad.

- El hospital no puede seguir siendo el eje del sistema sanitario gallego, el destino de la mayoría de los recursos económicos y humanos y el esfuerzo y dedicación, casi plena, de los gestores y políticos sanitarios de nuestra comunidad.

- Toda organización necesita saber hacia dónde va, cuáles son sus metas y sus objetivos a corto, medio y largo plazo. No se puede seguir improvisando y tomando medidas incongruentes y sin sentido que no hacen más que agravar la situación actual.

- La sanidad es un sector en permanente crisis y hay que aprender a gestionar las crisis y dar respuesta con los recursos de que disponemos. Establezcamos hacia donde vamos, donde queremos llegar y, con los recursos de que disponemos, establezcamos la estrategia y demos los pasos, uno a uno, adecuados a este meta que queremos conseguir.

Solo un dato: en el año 2009, en el informe elaborado por expertos sobre Propuestas de transformación de la AP en Galicia ya se trataba sobre la falta de profesionales en los Centros de Salud. Creemos que esto resume todo. @mundiario

Visión de la ABB sobre la sanidad en Galicia
Comentarios