Vieites puede ser un buen presidente de la patronal gallega pero no porque lo diga la Xunta

Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa. / Twitter
Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa. / Twitter

La idea –ampliamente extendida e incluso jaleada– de que Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa es un candidato propuesto por la Xunta de Galicia para presidir la patronal es impropia de una democracia. / Editorial

Vieites puede ser un buen presidente de la patronal gallega pero no porque lo diga la Xunta

De todos es conocida la profunda crisis de la Confederación de Empresarios de Galicia, que lleva años inmersa en irregularidades internas y descabezada. También es evidente que su inexplicable crisis interna lastra el diálogo social, algo que la Constitución consagra al poner en valor a los sindicatos y a las organizaciones empresariales, del mismo modo que a los partidos políticos.

La situación podría encauzarse si triunfa la candidatura de Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa, secretario general de la patronal conservera, donde ha llevado a cabo una buena labor, apenas cuestionada. Su elección podría producirse ya el próximo jueves 21 de enero.

Pero hay algo que en una democracia no es de recibo: la idea –ampliamente extendida e incluso jaleada– de que Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa es un candidato propuesto por la Xunta de Galicia es impropia de un Estado de derecho moderno y, de ser cierto todo lo que se comenta, supondría una injerencia intolerable. Equivaldría a que un gobierno de izquierdas designase al secretario general de la UGT, de la CIG o de CC OO.

Ni Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa –todo un profesional– necesita ningún aval político ni los miembros de la Confederación de Empresarios de Galicia deben tolerar este estado de cosas. El hecho de que Vieites sea un buen candidato, que lo es, no quiere decir que esté bien que el Gobierno de Galicia asuma su papel de componedor. @mundiario

Vieites puede ser un buen presidente de la patronal gallega pero no porque lo diga la Xunta
Comentarios