La USC responde a las declaraciones de Luciano Méndez

Luciano Méndez Naya, profesor de la USC. / Redes Sociales
Luciano Méndez Naya, profesor de la USC. / Redes Sociales

La institución tomará medidas después de que un profesor de la Facultad de Económicas pidiese absolución para los miembros de "La Manada".

La USC responde a las declaraciones de Luciano Méndez

La Universidade de Santiago de Compostela (USC) emitió este jueves un comunicado como respuesta a las polémicas declaraciones realizadas por el profesor Luciano Méndez Naya sobre el caso de "La Manada". La USC afirmó "condenar" las consideraciones del docente, que imparte clases en la Facultad de Económicas, según las cuales la sentencia contra la manada se basó en "cumprirco histerismo social", y la denuncia presenta por la víctima es falsa, para obtener la píldora del día después.

La institución está "a estudar as actuacións que forman parte dos seus procedementos internos e a valorar a adopción das medidas correspondentes", después de que Méndez Naya difundiese el controvertido vídeo en sus redes sociales, donde recogía su opinión sobre las protestas desencadenadas a raíz de la sentencia, que calificó de "esperpento social".

Desde la USC también quisieron aclarar que, siendo su labor la formación y la transmisión de valores, "non podemos tolerar actitudes ou actuacións que menoscaben a dignidade da persoas e os dereitos fundamentais, nomeadamente o da igualdade entre homes e mulleres".

Luciano Méndez ya había protagonizado un episodio polémico en 2016, cuando seis de sus alumnos presentaron un escrito en el decanato del centro por los comentarios sexistas que el profesor había realizado sobre el escote de una alumna que "lo desconcentraba", durante el transcurso de una de las clases.El docente llegó incluso a amenazar a la afectada, María Fungueiro, con darle una bofetada, algo por lo que pidió perdón posteriormente mediante un comunicado, no sin destacar que la intimidación se produjo "como froito da tensión da situación", cuando Fungueiro replicó que no podía decirle cómo tenía que vestirse.

La universidad compostelana se enfrentó al conflicto cambiando de grupo a María Fungueira, para que no tuviese clase con el profesor al que había denunciado, mientras que Méndez Naya fue sancionado con dos meses de suspensión de empleo y sueldo, pero conservó su puesto de docente. @galiciamundiari

La USC responde a las declaraciones de Luciano Méndez