La tensa llegada a los juzgados del dueño de la pirotecnia de la explosión de Tui

La guardia civil con el detenido, Francisco González Lameiro. / Redes Sociales
La guardia civil con el detenido, Francisco González Lameiro. / Redes Sociales

Un vecino de la parroquia de Paramos, que perdió su casa en la accidente que tuvo lugar en Tui el pasado miércoles, trató de agredir al propietario de La Gallega a su llegada a los juzgados, provocando que la policía local y la guardia civil tuviesen que intervenir para impedir el ataque.

La tensa llegada a los juzgados del dueño de la pirotecnia de la explosión de Tui

Tras haber sido puesto en libertad el pasado viernes, Francisco González Lameiro, propietario de la pirotecnia clausurada La Gallega, cuyo alijo clandestino de explosivos causó el accidente de Tui del pasado miércoles, fue detenido de nuevo este lunes, acusado de delitos de tenencia de explosivos y riesgo catastrófico. Además de estos, dos homicidios por imprudencia, lesiones y daños, González se enfrenta a la acusación por la posesión ilegal de explosivos. La razón es el hallazgo de dos "naves bomba" que ocultaban unos 1.750 kilos de explosivos por parte de los artificieros del Tedax.

En la mañana del martes, González estaba siendo trasladado a los juzgados de Tui cuando un vecino de la parroquia de Paramos que perdió su hogar en el accidente, trató de atacarlo. Agentes de la guardia civil y la policía local mediaron para evitar la agresión. Según fuentes de CRTVG, otra vecina de la parroquia le preguntó a gritos "por qué no había guardado en su casa" el material pirotécnico que dejó sin casa a 33 familias, damnificó a más de 300 vecinos y ocasionó la muerte de un matrimonio, dejando huérfanos a sus dos hijos.

Por otra parte, el delegado del Gobierno gallego, Santiago Villanueva, acusaba al detenido de irresponsable por poner en riesgo la vida de sus vecinos, considerándolo un delito más grave aun teniendo en cuenta que González conocía bien los materiales. Aprovechó para subrayar que no se tenía constancia de denuncias firmes sobre la existencia de los dos almacenes ilegales recién hallados. "Cualquier información es bienvenida", dijo Villanueva, en referencia a la investigación que hay abierta  en busca de más almacenes clandestinos de material pirotécnico.

Este dispositivo se ha desplegado a raíz del hallazgo de las dos "naves bomba", después de que el propietario de La Gallega asegurase ante el juez y el fiscal el pasado viernes que no poseía más material pirotécnico. González se disculpó por el accidente y aseguró sentirse desolado por las dos muertes, tras lo cual fue puesto en libertad, en contradicción con lo que solicitaba la Fiscalía, aunque con cargos y comparecencias quincenales.

Después de los últimos acontecimientos, la Fiscalía ha reiterado la solicitud de que el acusado ingrese en prisión, por considerarlo "un peligro, porque no respeta las normas". Según publica La Voz, la acusación pública indica la investigación revela que González no solo incumplía la normativa urbanística, sino que también cometía un delito de negligencia en la conservación de los explosivos, aunque para eso será definitivo el informe de los Tedax. @galiciamundiari

La tensa llegada a los juzgados del dueño de la pirotecnia de la explosión de Tui
Comentarios