Buscar

El Sporting Club Casino de A Coruña celebra el Carnaval con una cena

El Casino herculino organizó para sus socios la ya tradicional cena-baile de disfraces.

El Sporting Club Casino de A Coruña celebra el Carnaval con una cena
El Sporting Club Casino de A Coruña celebra el Carnaval con una cena. / Mary Carmen Calviño Iglesias
El Sporting Club Casino de A Coruña celebra el Carnaval con una cena. / Mary Carmen Calviño Iglesias

En las instalaciones que el Sporting Club Casino de A Coruña posee en la c/ Real, se celebró la gran  noche de carnaval. Los socios acudieron ataviados con vistosos disfraces. Allí, se escenificó el hundimiento del Titanic, con todo lujo de detalles.

Sabemos que el Carnaval es tiempo de burla, escarnio, sátira, música y danza. Durante estos festejos todos está permitido. Constituye un período de permisividad, de crítica social, en el que se ridiculizan a los gobernantes, a los nobles, al clero, e incluso a la moral religiosa. Los rostros se ocultan bajo máscaras y disfraces. Se celebran desfiles y bailes. En la antigüedad se encendían hogueras y se sacrificaban animales para atraer la fortuna.

Esta celebración hunde sus raíces en la noche de los tiempos. Constituye una de las fiestas populares de mayor tradición en la historia de la humanidad. Su celebración proviene de los rituales paganos a Baco, dios del vino. En los festines que se realizaban en honor al buey Apis en Egipto. O en las Saturnales romanas en honor del dios Saturno. Se dice que ya el pueblo sumerio celebraba estos festejos hace 5.000 años.

Galicia los celebra con gran afluencia de público en sus diferentes manifestaciones. A Coruña tampoco es ajena a ello. Comparsas, carrozas, desfiles multitudinarios, público en general ataviado con desbordantes e imaginativos disfraces invaden la ciudad con sus bailes y su música, haciendo las delicias de propios y extraños.

El Casino herculino no es indiferente a ello. Organizó para sus socios la ya tradicional cena-baile de disfraces que se vio muy concurrida. Los socios acudieron ataviados con vistosos atuendos. Tanto los que lo hicieron  formando grupos como a nivel individual, recibieron los aplausos de los asistentes que premiaron su ingenio con interesantes premios.

La velada transcurrió con gran animación. Durante la misma se celebró un sorteo de obsequios que fueron muy del agrado de los asistentes.

El baile amenizado por el “Dúo diamantes” duró hasta altas horas de la madrugada. @GaliciaMundiari