Serie concatenada de accidentes marítimos en Galicia

Alexandra Fernández. / TVE
Alexandra Fernández. / TVE

La diputada de En Marea Alexandra Fernández ha registrado en el Congreso una iniciativa en la que se interesa por las causas de los dos naufragios producidos en la costa gallega y en los que se han visto involucrados los pesqueros Sin Querer Dos y Silvosa. 

Serie concatenada de accidentes marítimos en Galicia

​No es la primera vez que, en Galicia, se produce una serie concatenada de accidentes marítimos similar, incluso en sus efectos, a la recientemente vivida en tres días con el resultado de cuatro muertes, una desaparición y muchas preguntas sin respuesta, todavía.

La Galicia costera, qué duda cabe, conmemora con muchas familias de luto la Navidad. Tampoco es nuevo. Pero a pesar de la costumbre, el dolor no es menor. Por esto, la diputada de En Marea Alexandra Fernández ha registrado en el Congreso una iniciativa en la que se interesa por las causas de los dos naufragios producidos en la costa gallega y en los que se han visto involucrados los pesqueros Sin Querer Dos y Silvosa.

Pide la diputada que el Ministerio de Fomento investigue las causas de estos accidentes en los que fallecieron cuatro marineros y uno está desaparecido (que si bien oficialmente no puede darse por muerto, se hace imposible creer en milagros).

En Marea quiere conocer si los barcos pasaron las inspecciones pertinentes y alude a la Comisión Permanente de Investigación de los Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM), a la que pide una investigación a fondo de las causas, a la vez que pregunta cuándo se podrá conocer el informe de las conclusiones de la investigación porque, señala, "el problema de este órgano es que no finaliza los informes  y no se conocen, posteriormente, las conclusiones". Añade En Marea que la sociedad estatal de Salvamento Marítimo (SASEMAR) debe informar sobre el dispositivo establecido en el caso del barco hundido próximo a Fisterra y, en el caso del de Malpica, hace hincapié en la necesidad de saber por qué razón "en pleno puerto un barco se va a pique".

Disiento de lo que indica la diputada de En Marea: el CIAIM informa. Tarde, pero informa. Y sus conclusiones son públicas. Este periódico lo evidencia con sus informaciones al respecto de los accidentes o incidentes producidos en la mar. Se puede estar o no conforme con el veredicto de las investigaciones, pero no  negar la realización de estas. En Marea debiera saberlo. Como deberíamos de saber todos los ciudadanos por qué se hunden -tras la escora y el vuelco de la embarcación- tantos barcos con base en puertos gallegos y por qué esos naufragios son casi siempre tan rápidos y sin tiempo para que la tripulación llegue a pulsar el consabido "botón rojo". Ha tenido que ser la radiobaliza  del Sin Querer Dos la que indicase a Salvamento Marítimo que el barco se había hundido. 

Si tenemos en cuenta que por la posición del sistema de alarma de la citada radiobaliza puede transcurrir un tiempo decisivo para la intervención de las unidades de salvamento, alguien debiera explicar , de forma veraz y contundente, por qué un barco queda quilla al sol en tan escaso margen de tiempo que no permite accionar, como digo, el tan cacareado botón rojo que alerta de inmediato de lo que acontece al barco que provoca la alarma y esta una intervención rápida.

No quiero pensar en cómo pueden incidir en la estabilidad de los buques determinadas reformas (el pesquero naufragado cerca de Fisterra había sido transformado, con un alargamiento de su eslora). Pero sí tengo muy presente que no es el primer barco "alargado" que se hunde con inusitada rapidez. (Échese un vistazo a la lista de naufragios cerca de la costa gallega en los últimos 25 años). 

Y en cuanto al Silvosa, tampoco debe extrañar a nadie que un accidente de estas características se haya registrado: la apertura de las compuertas del puerto malpicán genera una corriente, casi un remolino, que en más de una ocasión ha provocado circunstancias de peligro para el barco que entra o sale de esas instalaciones portuarias. Ahora ha ocurrido lo peor, y todos nos lamentamos. Pero que podía ocurrir en cualquier momento entraba dentro de lo posible. Y en Malpica lo saben.

El problema sufrido en el pesquero Frisán, practicamente a un tiro de piedra da la costa de A Coruña es más asumible porque al parecer no ha sido otra cosa que una avería. 

Pero el saldo total es duro, muy triste: tres días, cuatro muertos, un desaparecido. Con pocas millas de distancia entre unos y otros barcos. La Navidad no ha traído buenas noticias para la familia marinera. @mundiario

Serie concatenada de accidentes marítimos en Galicia
Comentarios