¿Seguro que 'está todo dito'?

Protesta ciudadana contra el cierre del colegio de Baamonde. / @Santi_Quirog
Protesta contra el cierre del colegio de Baamonde. / @Santi_Quirog
El rural no sólo languidece por falta de oportunidades laborales sino porque los servicios públicos se reducen cuando no desaparecen.
¿Seguro que 'está todo dito'?

La Xunta cierra el colegio de Baamonde, en Begonte (Lugo). Treinta alumnos y alumnas serán trasladados de centro mientras sus familias protestan todos los días sin que ni el alcalde les dé una explicación razonable, ni el conselleiro de Educación las reciba, pese a haberlo solicitado en media docena de ocasiones. “Está todo dito” fue la “clarificadora” explicación que Román Rodríguez dio ante la insistencia de las familias del alumnado del colegio y las críticas de la Federación de ANPAs públicas. Como puede comprobarse, toda una declaración de intenciones y una muestra de “diálogo”. 

El concello lucense de Begonte tiene poco más de 3.000 habitantes. Durante la última década ha ido descendiendo en población, siguiendo la dinámica que viene siendo habitual en el rural gallego. El colegio de Baamonde acogía a 30 escolares, el 1% de la población y atendía también a estudiantes de Parga, del concello vecino de Guitiriz. La Xunta había asegurado que sólo permitiría el cierre de aquellos centros rurales que contasen con menos de seis estudiantes; sin embargo, cierra este colegio, en plena pandemia, sin atender a las quejas de las familias y sometiéndose a la decisión del alcalde que quiere ceder el centro a una escuela de música privada. ¿Por qué?.

La pérdida de población del rural gallego es uno de los principales problemas de nuestro país. Durante años, el envejecimiento y la pérdida de población activa en los pequeños municipios han ido condenando a muchos de ellos a sobrevivir sólo gracias a las pensiones de los mayores y a futuro nada halagüeño. La Xunta, Feijóo y la publicidad de los medios afines insisten en la preocupación que el gobierno gallego siente por el “problema demográfico” y la existencia de amplias zonas con peligro de desaparecer. Sin embargo, frente a la propaganda y los titulares vacíos, la realidad nos demuestra que las decisiones del gobierno autonómico no hacen más que aumentar este problema: cierre de servicios sanitarios, déficit de atención a mayores, cierre de colegios… El rural no sólo languidece por falta de oportunidades laborales sino porque los servicios públicos se reducen cuando no desaparecen.

El cierre del colegio de Baamonde no es sino un ejemplo más de la incongruencia del gobierno Feijóo… decir una cosa y hacer la contraria. La decisión es tan absurda que el conselleiro Román Rodríguez se ha negado a recibir a las familias afectadas con la disculpa de que la decisión corresponde al alcalde, como si el máximo responsable del sistema educativo gallego no tuviera aquí nada que decir ni que decidir… Por su parte el alcalde no duda en afirmar que tiene que desalojar el colegio para acoger a la escuela de música/conservatorio/centro musical (ha dado distintas denominaciones) privada/municipal (¿).. como si fueran excluyentes o tuviera que someterse el colegio a otra instalación. 

Curioso que hasta en A Coruña puedan convivir el Colegio Público Curros Enríquez y la Escuela Municipal de Música en el mismo centro, mientras el alumnado de Baamonde tiene que abandonar su centro… Curioso que mientras el conselleiro negaba que hubiera ninguna decisión tomada, los propietarios de la escuela musical privada anunciaban que iban a abrir una en Baamonde… Curioso que mientras Feijóo dice preocuparse por el rural y querer fijar población joven en los pequeños municipios sus conselleiros se dediquen a cerrar servicios públicos especialmente importantes para las familias jóvenes. Pero, sin duda, lo más sorprendente ha sido la explicación del conselleiro de Cultura, Educación  e Universidade (ahí es nada!)… “está todo dito”. Pues muy bien, conselleiro, si usted lo dice… @mundiario

¿Seguro que 'está todo dito'?
Comentarios