Rui Moreira apuesta por la cooperación transfronteriza

Rui Moreira, alcalde de Oporto. / @ruimoreira2017.
Rui Moreira, alcalde de Oporto. / @ruimoreira2017.

Para el alcalde de Oporto, la clave para avanzar hacia una sociedad mejor está en construir sinergias entre Galicia y el norte de Portugal.

Rui Moreira apuesta por la cooperación transfronteriza

Tras cuatro años como alcalde de Oporto, Rui Moreira se presentó a la reelección en 2017. Pese a ser una respuesta poco probable al descontento populista que acosa a los principales partidos políticos europeos, Moreira, que dio el salto a la política como independiente, salió victorioso en ambas ocasiones. En el 2013 acabó con trece años de poder del socialdemócrata PSD, mientras que el año pasado prolongó la jugada, ya con mayoría absoluta.

Quizá uno de los motivos sea que la crisis europea no es solo económica, sino también de liderazgo e ideas. Es decir, que la tendencia apunta hacia la pérdida de confianza de los votantes en los partidos establecidos. Otra razón para haber sido elegido alcalde de Oporto por segunda vez podrían los diversos cargos que ocupó en universidades e instituciones públicas, que lo convirtieron en una persona muy popular.

Moreira defiende que la tendencia actual es una vuelta a la urbe del XIX, donde el espacio social de comunicación era la plaza, y justifica así la necesidad de un cambio político. Para él, Oporto pertenece al grupo de ciudades que han sabido ver ese cambio, y por ello apunta a la cultura como el cimiento de la nueva sociedad que está por venir. Llegados a este punto, cabe destacar la relación entre la cultura portuguesa y la gallega, razón por la cual el norte de Portugal tiende la mano a Galicia, considerando que, de ese modo, solo pueden salir beneficiados ambos territorios.

Rui Moreira quiere construir sinergias dentro de la Eurorregión y, durante una entrevista concedida este año a La Voz de Galicia, declaró que, hoy en día, no se sabe dónde está la frontera entre ambos territorios. Para poner un ejemplo, Moreira explicó que “los productos gallegos son conocidos en Portugal, y para nosotros, consumidores del norte, es normal comer y beber productos que llegan de Galicia. Para los gallegos, también”.

También está el caso del transporte en la Eurorregión, cuya solución, para el alcalde de la segunda ciudad portuguesa, sigue siendo unir fuerzas. “Nosotros tenemos que decir que el AVE de Oporto es Vigo, y que el aeropuerto de Vigo es Oporto”, explica. Hace veinte años, Santiago era el primer aeropuerto del noroeste peninsular, mientras que Oporto ocupaba el tercer lugar. Hoy, este último cuenta con más pasajeros que los tres aeropuertos de Galicia juntos, y esto se debe a su amplia oferta de vuelos y a su posición privilegiada, una oportunidad que, según Moreira, desde Oporto han sabido aprovechar. Al respecto del transporte marítimo, indica que el puerto de Vigo y el de Leixões pueden funcionar como uno solo por cercanía, al igual que sucede en otros más grandes, como el de Valencia.

“Tenemos que buscar una forma de completar”, sugiere Moreira, alegando que la distancia entre ambos territorios es cómoda y se presta a ello. Así deja claro que, en su opinión, la unión hace la fuerza, y el principal problema que plantea es que, mientras que los ciudadanos de la Eurorregión parecen haber comprendido que no hay fronteras, los políticos siguen empeñados en mantener las que ya hay y levantar otras nuevas. @mundiario

 

Rui Moreira apuesta por la cooperación transfronteriza
Comentarios