El PSdeG-PSOE tiene cuatro años por delante para poner al día su galeguismo federalista

Bandera de Galicia. / RR SS
Bandera de Galicia. / RR SS
Un proyecto de gobierno en 2024 aconseja recuperar la unidad, incluso a los que se fueron del partido, y dotar al galeguismo socialdemócrata de una mejor organización territorial en toda Galicia, con un proyecto ideológico centrado en el país, capaz de sumar votos que el 12-J se fueron al PP y al BNG.
El PSdeG-PSOE tiene cuatro años por delante para poner al día su galeguismo federalista

En 1977, el partido de Felipe González le propuso a Xosé Manuel Beiras, de aquella líder del Partido Socialista Galego (PSG), que liderara la renovación del socialismo en Galicia. Una propuesta que formalizó el entorno de Enrique Barón desde la FSM y que Beiras no aceptó. Tampoco estuvo el fundador del PSG entre los galeguistas que, como Ramón Piñeiro, Carlos Casares o Benxamín Casal, fueron a las primeras elecciones autonómicas con el PSdeG - PSOE. ¡Qué distinta hubiera sido la historia política de Galicia de haber aceptado el fundador del PSG su entrada en el PSOE!

Ahora, después de una nueva derrota en las urnas, el PSdG - PSOE debe recuperar las esencias de un compromiso actual cada vez más galleguista y federalista. Solo así estará en condiciones de volver a ocupar la hegemonía de la izquierda gallega y de prepararse para gobernar la Xunta de Galicia en 2024. Precisamente, un proyecto de gobierno a cuatro años vista aconseja recuperar la unidad, incluso a los que se fueron del partido, y dotar al galeguismo socialdemócrata de una mejor organización territorial en toda Galicia, con un proyecto ideológico centrado en el país, capaz de atraer votantes socialistas que el 12-J se fueron al PP y al BNG.

Hay tiempo para recuperarse y mucho trabajo hecho desde el galleguismo socialdemócrata. Solo hay que acertar en reescribirlo y saber contarlo a los ciudadanos. Para esta tarea nadie puede quedar relegado. Es necesario contar con todos y cada uno de los militantes del PSdG, incluso con los que se han ido.

Parece necesario abrir efectivamente el partido a la empresa, a los profesionales y a los ciudadanos de a pie que desean una opción sólida asentada –a modo de vector resultante– en el pensamiento de Castelao, Bóveda, Piñeiro, González Laxe, Pérez Touriño,  Fernández Leiceaga... Es decir, con  el legado histórico del galleguismo progresista y con la reflexión y experiencia de las mejores cabezas del socialismo en Galicia.

Es complicada y difícil, muy dificultosa, esta tarea. Pero es necesaria no solo para el socialismo, sino también para la democracia en Galicia y su propio sistema de partidos. El actual secretario general, Gonzalo Caballero, ha sido el primero en llamar a la reflexión desde dentro y desde fuera del partido. Hagásele caso y comiéncese para la sociedad gallega un trabajo intenso de recuperación y propuestas que puede culminar en el congreso del PSdeG del año que viene. Hay gente dispuesta a ello y hay gente que lo está esperando. @mundiario

El PSdeG-PSOE tiene cuatro años por delante para poner al día su galeguismo federalista
Comentarios