Pedro Sánchez rescata al PSdeG de Formoso nombrando ministro al delegado del Gobierno

1D83B061-A745-4A26-A50D-B9648E6C13DA
Jose Miñones y Carolina Darias. / Delegación del Gobierno en Galicia

Ante unas encuestas en caída en Galicia que preocupan en Ferraz, Pedro Sánchez interviene para colocar a un afín ajeno al círculo de Formoso.

Pedro Sánchez rescata al PSdeG de Formoso nombrando ministro al delegado del Gobierno
José Miñones (Santiago, 1972), hasta ahora delegado del Gobierno en Galicia, será el nuevo ministro de Sanidad en sustitución de Carolina Darias, tal y como ha confirmado esta misma mañana el presidente Pedro Sánchez y ya avanzó MUNDIARIO.
 
Miembro de la dirección del partido en Galicia tanto en la etapa de Gonzalo Caballero como ahora, con Valentín González Formoso, en ambos casos con un perfil poco destacado, la distancia de Miñones con el actual secretario general gallego es conocida, hasta el punto de que ni tan siquiera sucumbió a las presiones de Formoso para cambiar a los subdelegados durante el último año y medio.
 
Hijo de un catedrático de Farmacia que fue dirigente y cargo de la derecha en Santiago en los años ochenta, José Miñones se inició en la política local como edil en Ames en 2009 y, tras la marcha del entonces alcalde Carlos Fernández, se convirtió en el referente socialista de este municipio vecino de Santiago. En 2015 se convirtió en regidor al frente de un cuatripartito en el que el PSdeG contaba con cuatro concejales de los 21 de la corporación, y en 2019 logró asentarse al obtener ocho actas. 
 
Apenas dos años después, Pedro Sánchez lo eligió como relevo del coruñés Javier Losada al frente de la Delegación del Gobierno. De perfil discreto, Miñones ha mantenido una agenda pegado a los ayuntamientos a lo largo del último tiempo, si bien esta estrategia no le ha servido para conseguir una amplia proyección social en el territorio gallego. Su paso a ministro servirá para volver a testar sus capacidades.
En clave interna, la elección de este doctor en Farmacia para ocupar la cartera de Sanidad se interpreta como una maniobra de Pedro Sánchez para intentar levantar la situación del partido en Galicia ante unas encuestas que hacen presagiar dificultades en las próximas citas con las urnas. Porque, en menos de un año y medio desde que Formoso accedió a la secretaría general del socialismo gallego, tanto los sondeos internos como los publicados ofrecen la perspectiva de un partido en caída que preocupa mucho en Ferraz. Por eso la dirección federal del PSOE, que accedió a dejar trabajar a los de Formoso para dar el relevo a Gonzalo Caballero tras las últimas elecciones gallegas, ha decidido empezar a mover fichas en Galicia ante la constatación de que Formoso “no tira”. Porque lo último que quieren en la madrileña calle Ferraz es un congreso extraordinario en el PSdeG a la vuelta del 28 de mayo, cuando faltará aproximadamente medio año para las generales.
 
En paralelo, fuentes socialistas apuntan que para sustituir a Miñones en la Delegación del Gobierno en Galicia se baraja a José Ramón Gómez Besteiro, una vez que ha visto levantadas las 10 imputaciones judiciales que acumuló en dos operaciones judiciales abiertas contra él tanto de su paso por la concejalía de Obras de Lugo como por la presidencia de la Diputación de Lugo. Mañana se sabrá finalmente quién sustituirá a Miñones, pero de momento no ha gustado a Formoso haberse enterado el mismo día del anuncio del nombramiento del nuevo ministro de Sanidad.
 
En la sede socialista gallega son conscientes de que la conexión de la dirección de Formoso con Pedro Sánchez es limitada y de que el presidente opera al margen del secretario general gallego. @mundiario 

 

Comentarios