Fake news desde la pseudociencia marina

Barcos de pesca. / Pixabay.
Barcos de pesca. / Pixabay
¿Hay científicos que trabajan al dictado de los intereses políticos de partidos o gobiernos muy concretos?
Fake news desde la pseudociencia marina

Creo no equivocarme al decir que la inmensa mayoría de los que viven de su trabajo en la mar como tripulantes o armadores de barcos de pesca desean fervientemente que los científicos tengan en cuenta, para sus conclusiones sobre pesquerías, las opiniones del sector y no solo sus apreciaciones que, aún siendo importantes, no siempre se ajustan a la realidad. Lo demuestran los resultados que ahora obtienen -sector pesquero y científico- al constatar cómo determinadas pesquerías -entre estas las de la caballa, el jurel o la anchoa- para las que se habían propuesto importantes reducciones en la distribución de TAC y cuotas planteadas en Consejo de Ministros de la UE y que, finalmente, han sido revisadas y modificadas al alza. 

¿Se puede considerar una noticia falsa, una de las ya populares fake news que se distribuyen alegremente a los medios de comunicación y redes sociales y que tanto daño están causando al sector extractivo?

En las II Jornadas de Divulgación de Investigación Pesquera organizadas por la Cooperativa de Armadores de Vigo -una de las pocas entidades que en Galicia profundizan en la problemática de la pesca- se planteaba la "honda preocupación" que en el sector pesquero causa "la creciente intoxicación que los consejos científicos de muchas de sus organizaciones de gestión (principalmente ORP) sufren de mano de la pseudociencia interesada".

Porque, indudablemente, hay interés en dar a conocer conclusiones científicas que nadie contrasta: "El trabajo de los científicos -se dijo en las jornadas de Vigo a las que me refiero- debe estar libre de las interferencias generadas en el proceso de gestión pesquera y los órganos políticos en ella implicados".  ¿Acaso hay científicos que trabajan al dictado de los intereses políticos de partidos o gobiernos muy concretos? ¿Es Bruselas la Casa Grande en la que se elaboran informes que, al salvar el culo a determinados personajes, inciden negativamente en el desarrollo de la actividad pesquera de, por ejemplo, las distintas flotas españolas (especialmente la gallega)?

"Los científicos deben poder refutar las posiciones pseudocientíficas surgidas de foros no transparentes, equiparables en gran medida a las fake news que contaminan el proceso de decisión de la gestión pesquera y a la opinión pública". Es también todo esto consecuencia de la citada jornada de divulgación celebrada en Vigo no hace mucho tiempo. Y es que lo peor está precisamente en la constatación de la existencia de esa "contaminación" a la que se aludió en Vigo y que, consecuentemente, incide en el "proceso de decisión de la gestión pesquera" y se traduce en decisiones que, al perjudicar al sector pesquero, repercute de forma absolutamente negativa en la socio-economía de poblaciones sumamente importantes para, por señalar algunas, la misma de Vigo o las de Ribeira, A Coruña, Celeiro o Burela. Sí, me refiero otra vez al reparto de TAC y cuotas que se realiza cada año en la sede de la Unión Europea y que, mucho me temo, es consecuencia inducida de las fake news distribuídas racionalmente por los más interesados en salvar esos culos que calientan sillones más o menos cómodos  aunque ello implique la ruina de centenares de armadores y el paro de miles de trabajadores del mar que en su mirada dura a la UE solo ven malas prácticas y deseos de hacer desaparecer a los más importantes competidores.

Científicos y profesionales de la pesca marítima: firmeza y cada uno en su sitio, responsablemente. Porque el mar y la pesca también se salvan desde la responsabilidad de cada cual. @mundiario

Fake news desde la pseudociencia marina
Comentarios