En Marea se mete en otro lío interno en vísperas de la campaña para las municipales

Luís Villares. / Mundiario
Luís Villares. / Mundiario

Al menos en público, los alcaldes de las mareas de A Coruña y de Santiago se mantuvieron al margen de la operación para retirarle la portavocía parlamentaria a Luís Villares. Éste considera que el grupo parlamentario no está facultado para resolver este nuevo conflicto interno.

En Marea se mete en otro lío interno en vísperas de la campaña para las municipales

En Marea se mete en otro lío interno en vísperas de la campaña electoral para las municipales y europeas de mayo. Al menos en público, los alcaldes de las mareas de A Coruña, Xulio Ferreiro, y de Santiago, Martiño Noriega, se mantuvieron al margen de la operación para retirarle la portavocía parlamentaria a Luís Villares, pero es evidente que tampoco respaldan al actual portavoz, objeto de un ataque combinado entre Podemos, Esquerda Unida y una parte de Anova.

De momento, el grupo parlamentario de En Marea acordó, en una reunión convocada precisamente para debatir la revocación de Luís Villares como portavoz, abrir "un período de reflexión".

Si bien es un partido –el gran objetivo de Villares–, En Marea va camino de no ser siquiera un partido instrumental, sino la mera suma de varias fuerzas, algunas nacionalistas y otras no.

En Marea se encamina ahora a una portavocía rotatoria, sin fecha. ¿Pretexto? Ahora no tendría sentido que una persona que dirige uno de los cuatro partidos, minoritario, sea quien actúe como portavoz único del grupo.

Luís Villares calificó de "torpeza política de primer nivel" y de "irresponsabilidad" haber convocado la reunión y advierte de que, en todo caso, no compete al grupo parlamentario el nombramiento del portavoz, sino a la dirección de En Marea, por lo que no se plantea la renuncia que le exigen algunos de sus compañeros. @mundiario

En Marea se mete en otro lío interno en vísperas de la campaña para las municipales
Comentarios