El PSdeG considera una represalia la sanción al ginecólogo jefe de Verín

Gonzalo Caballero en el hospital de Verín. / PSdeG-PSOE
Gonzalo Caballero en el hospital de Verín. / PSdeG-PSOE

Gonzalo Caballero anuncia que llevará este “ataque a la sanidad pública” al Parlamento y reclama a Feijóo que pare la sanción injustificada contra un médico de larga trayectoria profesional.

El PSdeG considera una represalia la sanción al ginecólogo jefe de Verín

El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, advirtió de que la sanción impuesta por el gobierno gallego contra el jefe de Ginecología de Verín es “absolutamente injusta y una represalia política” contra quien lideró las protestas contra el cierre del paritorio de esta villa.

Caballero viajó hasta Verín para darle el apoyo explícito a este profesional en compañía del secretario provincial del PSdeG en Ourense, Rafael Rodríguez Villarino; el alcalde, Gerardo Seoane; y los diputados Juan Carlos Francisco, Marina Ortega y Carmen Rodríguez Dacosta. Desde allí, el líder del PSdeG señaló que esta sanción supone una “afrenta abierta” contra los profesionales y los defensores de la sanidad pública. “La Xunta no quiere envainarse toda su falta de compromiso con la sanidad pública, y quiere mantener una mínima sanción inadmisible”, incidió.

Gonzalo Caballero hizo hincapié en que el ataque contra el doctor Castrillo supone “ represaliar a las libertades, el derecho de la ciudadanía a defender lo público y a los gallegos y gallegas que queremos una sanidad pública de primera”. Por eso, reclamó explícitamente al presidente de la Xunta que “cese inmediatamente a cualquier miembro de la Consellería de Sanidad que quiera mantener esta sanción, que es una farsa, una represalia y un ataque contra la sanidad pública”.

De hecho, el dirigente socialista subrayó que Feijóo, en vez de “mantener una batalla absurda”, debería “hacerle un homenaje a un profesional con tantas décadas de buen hacer” y dejar las “excusas” para “no reconocer” que el intento de cierre del paritorio fue “un ataque a la sanidad pública” que demostró una gestión “nefasta”.

APLAUSO Al DOCTOR CASTRILLO

Dicho esto, Gonzalo Caballero puso el foco en que felizmente “fueron los profesionales de la sanidad pública, el pueblo de Verín y toda Galicia los que hicimos frenar a la Xunta de Galicia” en su intento de desmantelamiento del hospital comarcal. Antes de brindar un aplauso al doctor Castrillo, agradeció “el trabajo y el compromiso” del responsable de Ginecología de Verín “en nombre de todos los vecinos y vecinas, de nuestra organización y de tantos gallegos y gallegas que, al margen del color político, saben que la batalla por el paritorio de Verín es necesaria para frenar el cierre de los servicios públicos sanitarios en Galicia, en el rural y en los ayuntamientos del interior”.

DEFENDER LA SANIDAD PÚBLICA

Al hilo de esto, el máximo responsable del PSdeG destacó la necesidad de defender la sanidad pública, con listas de espera hasta en atención primaria, con problemas de colapso en las emergencias, con los profesionales sanitarios encadenando hasta 30 contratos temporales al mes, y ahora apostando por un sistema telefónico que “no sirve”.

Frente a esto, Gonzalo Caballero señaló que “tenemos que defender la sanidad pública, y en lugar de represaliar a los profesionales sanitarios hay que apoyarlos con contratos decentes y reconociendo que representan la defensa de los intereses de los gallegos y de las gallegas y de la Galicia que queremos para el siglo XXI”.

CASTRILLO LLEVARÁ LA SANCIÓN A La JUSTICIA

Por su parte, el jefe de Ginecología del hospital de Verín, Javier Castrillo, agradeció el apoyo del PSdeG y subrayó que lo que está haciendo la Xunta con su expediente “no es justicia”, tal y como muestra “la evidencia”. De hecho, dejó claro que “yo no le falté al respeto a ninguna compañera, solo le pregunté a la pediatra por qué separaba a un recién nacido de su madre para trasladarla a Ourense”.

Y, en este punto, recalcó que “las personas que promueven la sanción sí que me faltaron al respeto a mí, diciendo en un auditorio lleno de gente que el paritorio cerraba por la pérdida de pericia de los profesionales”. “Eso sí es una falta de respeto”, enfatizó. “Yo solo hice mi trabajo, pero parece que eso les supuso algún obstáculo en la ejecución de sus planes, y por eso quieren sancionarme”, concluyó el doctor Castrillo, para quien la Xunta “cree que este hospital es un lujo para la comarca, y que no lo merece”.

Dicho esto, el ginecólogo jefe de Verín incidió en que su sanción “es injusta”, por lo que aseguró que “si el conselleiro de Sanidad no rectifica, acudiré a la justicia para defenderme”. “No voy a quedar quieto”, garantizó, concencido de que “se una sanción es injusta, es injusta, sea por dos días o por dos minutos”.  @mundiario

El PSdeG considera una represalia la sanción al ginecólogo jefe de Verín
Comentarios