¿Ha plagiado Asturias a Galicia para reconstuir su identidad? Las 7 claves

Asturias Galicia
Símbolos de Asturias y de Galicia.
La nueva reconstrucción de la identidad asturiana tiene a Galicia en el punto de mira. Un plagio o modelo cultural no exento de ciertos complejos. Los analizamos entre la ironía y el rigor. 
¿Ha plagiado Asturias a Galicia para reconstuir su identidad? Las 7 claves

De una "Asturias es España y el resto tierra conquistada" a la reinvención de una Asturias céltica, este proceso es un paradigma de la construcción de una identidad artificial versus Galicia. La Transición española consideró “históricas” sólo a tres comunidades .¿La razón? La existencia de estatutos (o proyectos) de autonomía durante la II República. Junto a ello, la nada desdeñable razón de que las tres poseían lengua propia consolidada -unas más que otras- por un corpus gramatical, lexical y literario.

Al  hacer esta distinción, Galicia, Pais Vasco y Cataluña se convirtieron en autonomías de primera y Asturias, como otras, de segunda.  El problema fue que durante siglos se pasaron la vida exhibiendo y presumiendo de su españolidad. La frase "Asturias es España y el resto tierra conquistada" era el paradigma de su identidad. El resto de los peninsulares éramos españoles casi “conversos”. España había nacido en Asturias, y en este tipo de discurso no les faltaba razón. No conocieron unidad étnica, política o lingüística alguna. El hito indiscutible de la gesta de Pelayo, que por cierto suelen omitir que era hijo del Duque de Galicia, marcaba su historia. Hoy los asturianistas, acomplejados con este concepto, niegan esta evidencia que ellos llaman despectivamente covadonguismo. 

El problema es que este orgullo se convirtió en un regalo envenenado, porque en la construcción de las identidades,  lo que se valoraba era lo diferencial con “lo español”...  Y no podían soportar ser unos españolitos más. Lo que para Asturias fue un orgullo multisecular, de repente se convirtió en un lastre insalvable. 

La solución estaba en Galicia, comunidad vecina con una identidad consolidada desde su gestación como pueblo. Era un magnífico ejemplo a imitar y comenzó una mimesis más o menos camuflada. Sin embargo, a medida que los distintos proyectos autonómicos se iban desarrollando, una vez  copiados y asimilados los rasgos gallegos, la comunidad emprendió una desgalleguización de los territorios limítrofes, atentando contra la toponimia (como ejemplo la ría Ribadeo a la que quieren cambiar el nombre), rebautizando  lugares “a la asturiana”, rechazando lo similar e incluso bloqueando los repetidores de la TVG, intentando cortar por lo sano lo que habían copiado sin recato.  Iremos desglosando esta curiosa relación plagio/rechazo por items: 

1- Origen Celta

bandera paises celtas

El origen celta de Galicia responde a razones histórico-legendarias desde la noche de los tiempos, desde las  leyendas antiguas de Irlanda y Breogán. El Rexurdimento recogerá con fuerza esta herencia... De repente, en esta línea de “reinvención” aparecieron en Asturias lemas por doquier reivindicando una Asturias céltica y unos símbolos habituales en Galicia. que jamás ellos reivindicaron porque no olvidemos que Asturias siempre fue España. Aparecieron carteles integrándose en banderas de naciones celtas. Nadie niega que pudiera haber un sustrato celta, pero tampoco que se lo sacan de la manga  en fechas recientes copiando a Galicia. En la misma línea la tradicional mitología gallega es trasplantada (a las meigas o los trasgos, les salen unos “hermanitos gemelos” asturianos con otros nombres y de los que nadie había oído hablar años atrás mas que en sus aldeas).

2- Geografía y fronteras indefinidas

291455811_78d710cb57_o

Los astures se situaban de forma aleatoria desde la cuenca del río Sella a la cuenca del río Navia y por el Sur, hasta  el Duero. Hoy, sus fronteras políticas no se corresponden con fronteras geográficas. Que Galicia empieza en el Navia es casi indiscutible, desde el punto de vista geográfico, cultural y lingüístico (hablan gallego)- Sin embargo esta zona está adjudicada a Asturias y dada la evidencia de que es una zona claramente gallega, se inventan que hablan “la fala”, algo absurdo porque es simplemente gallego asimilado y el gobierno autónomo intensifica sus campañas "asturianizadoras".  Por el lado oriental, a partir del Sella es Cantabria  pura,  y se emprende una campaña impostada de asturianización.

3- Caudillo emblemático

pelayo

Aquí han tenido la batalla perdida desde el principio. En la construcción de las identidades se valora la presencia de un líder. Galicia ganaba por goleada porque tenía para dar y tomar: un líder legendario: Breogán; un nacionalista: Castelao; una poetisa de altura: Rosalía  y hasta un líder religioso, Santiago, el favorito de Jesús.. Andalucía poseía a Blas Infante y a Lorca, el País Vasco a Sabino Arana...  El problema es que el totem que tenían en Asturias era Pelayo y, claro, ese no encajaba en el nuevo discurso. Todavía lo siguen buscando. Eso sí  exageran y magnifican "El Camino de Santiago por la costa" que hacían 3 gatos para sacar tajada, e incluso osan  arremeter contra el propio Santiago, en una de sus prinicipales iglesias, San Salvador de Valdediós, donde para suplicar la visita comentan "Quien visita Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al Señor". Pues que sigan esperando.

4- Traje regional

traje

Su traje era tan parecido al gallego -aunque en su versión más tosca-, que debían desmarcarse  “para tener identidad”. Pues resulta que en uno de los concejos orientales, unos indianos se inventaron un traje a principios del siglo XX, poco más o menos que cien años para ir disfrazados de aldeanos a la romería. Un traje  mucho más rico y vistoso formado por un pañuelo con unos nudos especiales, terciopelos y bordados y unas joyas que  jamás llevó  la aldeana asturiana. Total: falsean  ese traje como el tradicional e identitario de Asturias porque no pueden admitir que el auténtico sea una versión pobretona del traje gallego.

5- El himno

Asturias-Patria-Querida.-2CDS

Como no tenían poetas ni bardos que reivindicar y pocas o ninguna melodía ambientada en Asturias, tuvieron que adoptar una hermosa tonadilla nacida en Cuba pero que tadicionalmente cantaban todos los borrachos de España. De letra simple y que nada dice de Asturias más que el título, no podían tirar de solemnidades ni de poetas épicos como el caso gallego y tuvieron que conformarse con el himno de los intoxicados etílicamente.

6 -  Música  

el gaitero

Los primeros años de reafirmación de la identidad, el plagio a Galicia era sonrojante:  el gaitero asturiano siempre había sido  un individuo que en solitario iba por los pueblos y fiestas de aldeas... Pero enseguida empezaron a copiar las bandas de gaitas de Galicia, mucho más grandes y de mayor enjundia de raíces históricas (sobredimensionadas en la época de Manuel Fraga). Junto a esta copia también copiaron melodías claramente gallegas, algo más que evidente en el gaitero Evia.  

7- Lengua

guajes

La parte más visible en este proceso es el complejo de no tener lengua propia como si fuera un estigma. Cantabria no la tiene, ni Castilla León, con las que linda y no pasa nada.. pero ay, Galicia sí tiene... y  colmo de los colmos llegó con su dialecto. Compuesto por dos centenas de palabras, terminaciones  y una  gramática que casi cabía en un postit. Desinencias que  jamás tuvieron corpus de lengua ni literatura ni los rasgos  que conforman una lengua definida. Estaban “los bables”… peculiaridades lingüísticas de aldeas que de repente pretendieron unificar de forma completamente artificial.

La retórica populista ha tomado al bable por bandera y los partidos de todo cuño han tenido que subirse al carro de una ridícula cooficialidad con una irrisoria Academia da Llingua incluída. Muchas  palabras tomadas del gallego, otras simples incorrecciones del castellano propias no sólo de Asturias, sino de Albacete o Jaén por hablantes poco formados que las hacen pasar por asturianas.  En este dialecto quizá la parte más sonrojante y divertida es su palabra fetiche "guaje" que un sesudo investigador, Amando Ibias, demostró que de asturiana nada. Era  una deformación de una palabra inglesa  "wash", como  parte del proceso del carbón el que participaban los niños como "washer", "el que lava" en las minas de Asturias. En esta línea algunos recuerdan la patada que dio el genuino Gustavo Bueno a la marquesina de una exposición al ver la ridiculez de que la Vía Láctea que aparecía rebautizada como “O camínin da leite”.

8- Urbanismo gana Asturias por KO

pueblo

En lo que sí ha ganado Asturias la partida a Galicia por goleada es en la conservación/ construcción de su patrimonio arquitectónico. Las décadas 60 al 80 fueron en este campo demoledoras para Galicia. Los capitales de la emigración centroeuropea se emplearon de forma intensa en rehabilitar y construir casas en unos tiempos en los que el aluminio se vendía como mejor que la madera, la uralita mejor que la teja, y el cemento sobre la piedra. Y apareció el feísmo.  

Asturias ha tenido la suerte -sobre todo la parte oriental- de que la escasa industrialización y el poco interés en arreglar sus casas durante generaciones hiciera que las casas permanecieran casi intactas desde principios de siglo, por ello con el boom del turismo rural vieron el filón y las rehabilitaciones  fueron un coser y cantar, ya que apenas habían tocado nada. Ya no tenían que vender ( lo intentaron hasta los 80) el clásico sol y playa que apenas poseían (con tantos kilómetros de costa, hay muy pocas playas y el clima es bastante peor que el gallego), sino parajes y naturaleza y lo hicieron francamente bien.

Frente a una Galicia que no sólo descuidó su patrimonio, sino que cayó bajo la batuta de arquitectos con ínfulas que desdeñan la identidad constructiva,  Asturias pone unas férreas condiciones que aumentan y magnifica el patrimonio que ya tienen. Lo que en Galicia llamarían arquitectura de parque temático, en Asturias es una mina de oro.

Asturias es una comunidad maravillosa con un gran patrimonio histórico y natural al que no le haría ninguna falta entrar en esos estúpidos complejos con Galicia ni reinventarse una lengua y una cultura artificial.. Aunque como todo, el mantra acaba funcionando y la gente acabará creyendo todo lo que le cuentan. Una mentira contada mil veces se convierte en una gran verdad. @mundiario

¿Ha plagiado Asturias a Galicia para reconstuir su identidad? Las 7 claves
Comentarios