Caballero en la zona afectada por el incendio de Ribas de Sil: “Hace falta una nueva política forestal y de prevención de incendios”

Gonzalo Caballero en Ribas de Sil con el alcalde Miguel Sotuela. / PSdeG-PSOE
Gonzalo Caballero en Ribas de Sil con el alcalde Miguel Sotuela. / PSdeG-PSOE

El líder socialista lamenta que “cuando en Galicia arden 1.500 hectáreas, lo único que dice Feijóo es que la culpa es de los pirómanos”.

Caballero en la zona afectada por el incendio de Ribas de Sil: “Hace falta una nueva política forestal y de prevención de incendios”

El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, reclamó  “un gran pacto” en defensa del rural para la prevención de los fuegos forestales y el cuidado de la Galicia interior. Lo hizo tras realizar una visita a las zonas más afectadas por el gran incendio que arrasó más de 1.500 hectáreas en el municipio de Ribas de Sil, donde estuvo acompañado por el alcalde del ayuntamiento, Miguel Sotuela.

Desde allí, Gonzalo Caballero incidió en que en estas circunstancias “se hace evidente que en Galicia, además de reforzar todos los sistemas contra incendios, es necesario hacer una nueva política forestal, de prevención del fuego y de apuesta por el cuidado del rural”, que es “lo que no hace el PP”.

De hecho, el líder socialista indicó que “no puede ser qué cuando en Galicia arden 1.500 hectáreas, lo único que dice Feijóo es que la culpa es de los pirómanos”. Esto demuestra que “no hay política forestal y de prevención y que, en definitiva, el gobierno gallego no da respuestas y no se quiere comprometer” con este problema.

En este contexto, el secretario general del PSdeG indicó que tampoco basta con que el presidente de la Xunta reconozca que hay hacer una nueva legislación de prevención contra el fuego. “Más allá de esto”, afirma Gonzalo Caballero, “hace falta desarrollar políticas de inversión y de apuesta por el rural, porque si el rural está cuidado es mucho más sencillo evitar incendios descontrolados”. Por eso, el líder socialista abogó por “fortalecer todos los sistemas y políticas contra incendios” para evitar que cada verano “tengamos este tipo de incendios que se salen de control” y en los que, una vez más, “la principal política contra el fuego fue únicamente la lluvia”.

Frente “a los defectos que tiene la Xunta en política forestal y de prevención del fuego”, Gonzalo Caballero incidió en que “es el momento de que se lleven a cabo los grandes acuerdos en los que intentamos avanzar hace cuatro años después de los incendios terribles de 2017”. “No puede ser”, señaló, “que cada año que pasa sigamos diciendo que hay que mejorar las cosas pero que todo siga igual”. Y tampoco puede ser, advirtió, “que la Xunta eche las responsabilidades en los ayuntamientos y en las alcaldías de la Galicia rural”.

GRAN ACUERDO POR EL RURAL Y CONTRA El FUEGO

Gonzalo Caballero explicó que ese gran acuerdo por el rural tiene que “implicar una política forestal que tenga los montes cuidados, con las especies idóneas y marcados los cortafuegos necesarios”, y una apuesta por “aquellas especies que arden con mayor dificultad y permiten frenar el avance descontrolado del fuego”. También reclamó “una nueva política laboral que evite la temporalidad de los brigadistas”, requiriendo así “un personal con contratos estables a lo largo de todo el año para cuidar el monte y luchar de manera preventiva contra los incendios”. En este punto, aprovechó para poner en valor “el trabajo hecho por los brigadistas, por los militares y por todos los que estuvieron en la primera línea de lucha contra el fuego”.

Gonzalo Caballero añadió además que “no hay mejor forma de evitar los incendios que con un nuevo modelo forestal y con una apuesta de por el medio rural que traiga más gente interesada en cuidar los montes”. Con estas premisas, destacó que “desde el PSdeG vamos a seguir tendiendo la mano en el Parlamento, porque sabemos que contra el fuego todos, la Xunta, los ayuntamientos y los representantes de todos los partidos, tenemos que estar a lo mismo”.

MIGUEL SOTUELA

Por su parte, el alcalde de Ribas de Sil, Miguel Sotuela, indicó que “la situación ahora mismo en el ayuntamiento está más o menos controlada” después de varios días muy complicados en los que el fuego llegó estar muy próximo a algunas viviendas. El regidor lamentó la lentitud en arreglar los sistemas de comunicación, ya que la comarca lleva casi dos días sin teléfono, “un problema que tenía que estar ya resuelto” por parte de las empresas.

También incidió en que el fuego afectó a muchas traídas de agua de la zona y explicó que hubo que cortar algunas de ellas para evitar problemas de contaminación del agua que se destina a consumo humano. Al respecto, Gonzalo Caballero reivindicó el trabajo hecho por el gobierno local encabezado por el alcalde, por su “total dedicación”. “Desde el primer momento, estuvieron centrados en una situación muy complicada para su ayuntamiento”, destacó. @mundiario

Caballero en la zona afectada por el incendio de Ribas de Sil: “Hace falta una nueva política forestal y de prevención de incendios”
Comentarios