Buscar

Galicia tiene hoy los mismos habitantes que en los años 60 del siglo pasado

El reciente discurso del profesor González Laxe en el Foro La Región invita a reflexionar. Galicia precisa más gente y más industria. Se está quedando con la población que tenía en los años 60 del siglo pasado y su industria pesa cada vez menos en su PIB.
Galicia tiene hoy los mismos habitantes que en los años 60 del siglo pasado
Paisaje rural de Galicia. / CostaMeiga
Paisaje rural de Galicia. / CostaMeiga

Firma

José Luis Gómez

José Luis Gómez

El autor, JOSÉ LUIS GÓMEZ, periodista, es el fundador de MUNDIARIO. También es comentarista de la TVG, Radio Galega y Radio Coruña (SER), así como analista económico de La Región y coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia y fue director editorial de Grupo Zeta. Es autor, entre otros, del libro Cómo salir de esta. @J_L_Gomez

Galicia se queda sin gente y su industria, lejos de aumentar, se reduce. Podrían ser las dos grandes conclusiones del minucioso diagnóstico que hizo recientemente en el Foro La Región el catedrático de economía Fernando González Laxe. Por lo demás, en general, la economía gallega va cada vez más pareja a la española, pero con matices: si bien tras la crisis la economía gallega “salió mejor que la española”, en los últimos trimestres da la sensación de que “se ha frenado”.

Galicia no está en el furgón de cola pero tampoco es puntera. Dicho de otro modo, no es Extremadura ni Andalucía pero tampoco es Madrid ni el País Vasco. Pasadas las elecciones generales y a medida que se acerquen los comicios autonómicos, se supone que el debate gallego se abrirá paso, de modo que sea posible conocer las alternativas del actual gobierno y de la oposición para superar las dificultades actuales. La aportación del ex presidente González Laxe sería en ese sentido un posible punto de partida y de referencia.

De entrada podríamos preguntarnos por qué hay cada vez menos gallegos si aquí se vive cada vez mejor o al menos al mismo nivel que en otras comunidades autónomas españolas. Es evidente que muchos jóvenes gallegos no se lo creen y se van, y no lo es menos que los inmigrantes que se pelean por entrar en España no eligen Galicia como destino final. Unas cosas y otras dan lugar a que Galicia tenga hoy los mismos habitantes que en los años 60 del siglo pasado, es decir, en tiempos de la dictadura de Franco.

Puede ser que Galicia atraiga como destino turístico –tampoco tanto– pero no como destino para trabajar y vivir. Laxe lo explica en su argot: un patrón de crecimiento inconcluso, aderezado con una escasa innovación tecnológica, un reducido tamaño de las empresas y la carencia de planteamientos de futuro. Sea como sea, lo cierto es que la demografía de Galicia no consigue alcanzar tasas de reposición, como consecuencia de tener menos nacimientos que defunciones y una esperanza de vida (82,8 años) cada vez mayor.

La debilidad industrial no lo explica todo, pero es indudable que tiene mucho que ver con el problema. Son conocidos los casos de territorios con poca población o problemas demográficos que al industrializarse dispararon su población, al atraer a mucha gente joven. 

Un ejemplo paradigmático sería el de California y en especial la ciudad de Los Ángeles, que se industrializaron y poblaron a gran escala en muy poco tiempo. La ciudad de Los Ángeles tenía hace cien años los mismos habitantes que tienen hoy A Coruña o Vigo, pero ahora en su área metropolitana viven unos 20 millones de personas, casi la mitad de los habitantes de toda España. Los Ángeles es, evidentemente, un caso extremo, pero sirve para ilustrar que desde una periferia –la suya de EE UU– también es posible el milagro económico y demográfico.

Para empezar, en el caso de Galicia no estaría mal seguir algunas de las recetas del profesor González Laxe en el Foro La Región: industrializar el país, sí o sí, con alto contenido tecnológico y generación de valor añadido. Galicia debe corregir en ese sentido su problema de acumulación improductiva del capital, inducida y motivada por el boom inmobiliario, el aprovechamiento limitado de las inversiones públicas y el  escaso impulso de la inversión en capital humano. En cualquier escenario, cada vez es más necesario pactar este tipo de asuntos. @J_L_Gomez

Obra de la muestra A Paisaxe Intervida. / Xurxo LobatoObra de la muestra A Paisaxe Intervida. / Xurxo Lobato

Menor capacidad de resistencia

Galicia presenta, cada vez más, una menor capacidad de resistencia en épocas de crisis, según las conclusiones del catedrático Fernando González Laxe en el Foro La Región. Los impactos económicos de la crisis en Galicia llegan más tarde, pero son más intensos y dejan muchas huellas, secuelas y grietas. Al ser objeto de una crisis en W, se aprecia una divergencia y una bifurcación en la fase de recuperación, tanto en las dinámicas de crecimiento como en las de empleo. 

La debilidad de la productividad incluye en Galicia tanto los grados de capital/trabajo y de mecanización, robotización y digitalización, como la propia productividad del capital. Fernando González Laxe plantea también la necesidad de afrontar un nueva perspectiva de desarrollo, la vertebración del territorio y la inserción en las cadenas de valor globales. La mayor dependencia de las condiciones externas hace que Galicia sea más vulnerable, lo que exige ser proactivos. @mundiario

–––––––– PROTAGONISTAS ––––––––

> Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.- Un ministerio especializado en demografía figura en su agenda pero ha habido poca concreción al respecto. La recuperación demográfica exige más bien políticas transversales y la implicación del empresariado, con los jóvenes como objetivo de todos.

> Marina Ortega, diputada del PSOE.- Ourense podría ser la provincia piloto en la que reviertan las ayudas a nivel europeo y estatal posibles frente a la caída demográfica, según anunció en La Región. Se supone que los socialistas integrarían a la Xunta en ese plan de discriminación positiva.

> Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta.- Tiene comprometidas medidas demográficas “todos los meses” hasta el fin de su mandato pero no ha logrado convencer a la oposición en algo que se supone debe ser objeto de consenso. PSdeG-PSOE y BNG solo ven “propaganda” en sus anuncios.

> Francisco Conde, conselleiro de Industria.- La industria cae en Galicia pero no está claro si es solo por factores transitorios –caídas de demanda en sus mercados– o si la clave está en la debilidad de sus ramas de actividad. Lo que es evidente es que falta política industrial. @mundiario