Galicia y Portugal: Una oportunidad desaprovechada (por ahora)

Oporto. / RR SS
Oporto. / RR SS

Galicia no tiene ninguna ciudad que aparezca en los mapas europeos de áreas metropolitanas. Oporto sí lo está. De la mano de nuestros vecinos portugueses nos hacemos visibles en Europa

Galicia y Portugal: Una oportunidad desaprovechada (por ahora)

Cuando uno piensa como economista, es imposible no ver las oportunidades que ofrece a Galicia el Norte de Portugal; y viceversa. En el mapa peninsular, los polos urbanos españoles están muy lejos de Galicia. No lo está Oporto. De hecho, la continuidad del eje atlántico más allá de la frontera es evidente.

Galicia no tiene ninguna ciudad que aparezca en los mapas europeos de áreas metropolitanas. Oporto sí lo está. De la mano de nuestros vecinos portugueses nos hacemos visibles en Europa, duplicamos nuestro peso económico y demográfico, con lo que ello supone en términos de economías de escala y aglomeración, y articulamos la Europa supranacional, idea sobre la que abundan las proclamas y se despliegan los fondos financieros transfronterizos. En este sentido, Galicia tiene un activo potencial de una entidad que no disfruta ninguna otra comunidad fronteriza española.

Galicia tiene un activo potencial de una entidad que no disfruta ninguna otra comunidad fronteriza española

Como no podía ser de otra manera, los datos muestran que esa relación existe y es más intensa que para el resto de regiones españolas que bordean Portugal (o Francia). También que el proceso se aceleró desde el ingreso en el Mercado Común en 1986.

No obstante, este proceso de integración económica y social ha evolucionado muy lentamente y de forma asimétrica, en buena medida por las diferencias en la articulación territorial de ambos estados en lo que concierne a la autonomía y la descentralización política. Además, la Gran recesión frenó el proceso. Incluso invirtiendo pautas prometedoras. Conexiones ferroviarias abortadas, peajes disuasorios en autopistas y autovías, reprogramación o cancelación de proyectos transfronterizos de inversión empresarial… Son muchos los asuntos que hay que analizar y abordar. Aprovechemos que la etapa de vacas flacas ha pasado para retomarlos. @mundiario

Galicia y Portugal: Una oportunidad desaprovechada (por ahora)
Comentarios