Galicia y el Norte de Portugal no están viendo su propia marginación en Europa

Obra de la muestra A Paisaxe Intervida. / Xurxo Lobato
Obra de la muestra A Paisaxe Intervida. / Xurxo Lobato

El desplazamiento de Europa hacia el este se compensa, en parte, con la articulación de nuevos ejes peninsulares pero entre ellos no aparece la Eurorregión, que, lejos de activarse y dotarse de un lobby potente, se diluye. Esta nueva edición de MUNDIARIO da la voz de alerta.

Galicia y el Norte de Portugal no están viendo su propia marginación en Europa

La Eurorregión, esa gran área geográfica que conforman el Norte de Portugal y Galicia, corre el riesgo de verse marginada frente a los nuevos espacios económicos que se derivan de la ampliación de Europa hacia el este. En términos de accesibilidad y conectividad, el llamado Corredor Atlántico se polariza en los ejes Porto-Lisboa y Algeciras-Irún. El espacio Galicia-Norte de Portugal tiene potencialidades pero no atesora un lobby a la altura de sus intereses.

Desde MUNDIARIO, al tiempo que damos la voz de alerta, lanzamos GALICIA MUNDIARIO DE LA EURORREGIÓN CON PORTUGAL. Están en juego, como suele explicar el catedrático y articulista de MUNDIARIO Fernando González Laxe –hoy mismo aquí presente–, las apuestas por el ferrocarril y los puertos de transbordo pero también algo más importante: el futuro de millones de personas, que solo existirá en determinadas circunstancias.

Si en algo pueden coincidir las fuerzas políticas de Galicia es en que no existe hoy un proyecto de país mínimamente compartido y en clave europea

Todo tiene su contexto. Si en algo pueden coincidir las fuerzas políticas de Galicia es en que no existe hoy un proyecto de país mínimamente compartido y en clave europea. El Partido Popular, con mayoría absoluta, quiere una cosa, y la Oposición, solo unida para plantar cara al PP, desea otra que rara vez logra visualizar; en buena medida por la falta de una verdadera alternativa y de un partido que la hegemonice. Es, sin duda, el gran reto del PSdeG - PSOE, el único partido que encabezó la Xunta de Galicia al margen del PP. Otra alternativa podría ser En Marea, pero su división interna y su propia estrategia municipalista parecen conducir su proyecto, al menos a corto plazo, en una dirección distinta. Y el BNG, tradicional aliado del PSdeG - PSOE, en municipios, provincias y comunidad autónoma, sigue recuperándose de la fuga de valiosos miembros de su partido a las fuerzas que componen las mareas.

De la misma manera que sucede con el proyecto de país en Galicia, no puede confundirse el deseo, que esta nueva edición de MUNDIARIO suscribe, de impulsar la Eurorregión con el Norte de Portugal con que ésta ya sea una realidad. No lo es, pero puede llegar a serlo, en beneficio de las instituciones, de las empresas y de los ciudadanos portugueses y españoles situados a uno y otro lado del río Miño. Los esfuerzos de instituciones y entidades como la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte de Portugal (CCDR-N), la propia Xunta de Galicia, el Foro Económico de Galicia o el Eixo Atlántico prueban que la idea que da nombre a este nuevo periódico bautizado GALICIA MUNDIARIO DE LA EURORREGIÓN CON PORTUGAL puede germinar. Como ya sucede con importantes iniciativas privadas transfronterizas, la última de las cuales fue protagonizada por Abanca en Portugal.

MUNDIARIO se afianza en Galicia –siempre en Galicia– pero también en el eje A Coruña-Oporto, con Vigo como referente central del mismo

El galeguismo histórico, desaparecido o diluido en varios partidos, no parece probable que esté en condiciones de abanderar estos dos grandes proyectos –el de Galicia como país europeo y el de la Eurorregión– pero sus ideas pueden contribuir a su formulación, de ahí el guiño –evocador– de MUNDIARIO a una cabecera histórica como fue el Galicia Diario de Vigo.

También parece deseable que el mundo político y económico, de sobra polarizados, no estén tan ajenos a esos dos grandes retos. No es un problema ontológico sino político. Si un país periférico, con graves problemas estructurales, elige gobernantes muy conservadores en el sentido más limitador –sin ideas nuevas–, difícilmente avanzará. Tal vez acierte más si sabe aprovechar el capital humano y también económico que tiene hoy Galicia, a diferencia de épocas pretéritas. Hay recursos de sobra para intentarlo y este GALICIA de MUNDIARIO se ofrece a todos los agentes políticos, económicos y sociales de la Eurorregión como una plataforma plural y abierta para abordar ese gran debate.

En Galicia –siempre en Galicia– pero también en el eje A Coruña-Oporto, con Vigo como referente central del mismo. El desplazamiento de Europa hacia el este exige la articulación de la Eurorregión mediante un lobby potente. GALICIA MUNDIARIO DE LA EURORREGIÓN CON PORTUGAL ya está en la Red para, además de advertirlo, contribuir a analizarlo. A fondo y sin cortapisas, como corresponde a un periódico de análisis y opinión. @mundiario

Galicia y el Norte de Portugal no están viendo su propia marginación en Europa
Comentarios