Formoso cita a Rueda en un hotel pero solo aparecen Lage Tuñas y dos socialistas de Ourense

José Manuel Lage Tuñas. / PSdeG
José Manuel Lage Tuñas. / PSdeG

La errática estrategia del exasesor de Baltar, Lage Tuñas, acaba ninguneando a Formoso que tras pedir verse con Feijóo se desinfla ante Rueda en una cita ficticia.

Formoso cita a Rueda en un hotel pero solo aparecen Lage Tuñas y dos socialistas de Ourense

En la historia de la política española no se recuerda que el líder de uno de los grandes partidos haya emplazado públicamente a una cita en un hotel a un presidente autonómico recién electo poniendo fecha y hora unilateralmente. Desde luego eso no está en la tradición de un partido socialista como partido de gobierno y que no entendería que Feijóo citase a Sánchez en el Hotel Ritz de Madrid a una hora concreta sin pactar el encuentro.

Más allá de que se pueda considerar una falta de respeto institucional, a todas luces este anuncio de reunión estaba condenado al fracaso desde su inicio y finalmente ni Alfonso Rueda ni Valentín González Formoso acudieron, de modo que la cita a dos acabó convirtiendo a José Manuel Lage Tuñas en actor de una reunión ficticia a la que solo acudieron dos socialistas ourensanos.

Si Formoso ya había errado al empezar pidiendo una reunión con Feijóo solo cuando este ya había presentado sus avales para presidir el PP nacional, su decisión de citar a Rueda en un hotel poniendo él la fecha y hora unilateralmente se convirtió en un gesto que "rozó lo esperpéntico y se quedó en cómico", según un destacado miembro del partido conservador.

Parece que el equipo de Formoso no está a la altura de gestionar las grandes cuestiones institucionales de la Xunta al citar a Rueda incluso antes de que este asuma la responsabilidad de presidir el PP. El barón ourensano José Manuel Baltar, para quien trabajó Lage Tuñas, acabó criticando el intento de reunión calificándola de "performance", eso sí, sin moverse de los acuerdos de gobierno que tiene en su provincia.

El PP prefiere seguir planteando un acuerdo en toda Galicia para que gobierne la lista más votada y de ese modo intentar excusar su responsabilidad en mantener a Gonzalo Pérez Jácome en la alcaldía de Ourense. Recientemente, Jácome empujó a una sindicalista que intentó que el alcalde hablase por un megáfono en una movilización laboral ante el consistorio en un episodio que recibió múltiples críticas desde distintos ámbitos y de todos los partidos políticos, y que Jácome intentó justificar alegando defenderse de "violencia acústica". Un episodio más que convirtió la gobernabilidad de la tercera ciudad de Galicia en centro de atención nacional.

Pero los equilibrios de poder en la diputación y el ayuntamiento de Ourense han conseguido mantener a Baltar y Jácome en sus respectivas responsabilidades. Lo llamativo es que Jácome fue tercera fuerza política mientras los socialistas con Rafael Rodríguez Villarino resutó ser la lista más votada en la ciudad de As Burgas.

Los socialistas intentan que esto castigue electoralmente al PP de Ourense y quieren evidenciar la corresponsabilidad de los conservadores con Jácome. Pero la reunión planteada públicamente por Formoso para citarse con Rueda acabó fracasando y poniendo encima de la mesa el asunto de si debe gobernar la primera fuerza.

A estas alturas parece que el alcalde Jácome acabará su mandato e intentará optar a la reelección, mientras el resto de fuerzas políticas no han confirmado aún su cartel electoral. @mundiario

Formoso cita a Rueda en un hotel pero solo aparecen Lage Tuñas y dos socialistas de Ourense
Comentarios