Buscar

Feijóo delega su responsabilidad en los ayuntamientos

La Xunta acusa al Gobierno central y a los ayuntamientos de no ser estrictos con las medidas de control y los responsabiliza del número de casos activos.
Feijóo delega su responsabilidad en los ayuntamientos
Alberro Núñez Feijóo. / RR SS
Alberro Núñez Feijóo. / RR SS

María Recondo

Colaboradora.

Durante los pasados meses de mayo y junio, el estado de alarma se desconvocó y la responsabilidad de prohibir ciertas actividades o hacer otras de obligatorio cumplimiento se delegó en el gobierno de cada comunidad autónoma, de modo que la desescalada fue controlada tanto por estas como por el gobierno central. En su momento supuso cierto caos en los plenos del Congreso, pues varios líderes políticos pedían explicaciones al Gobierno de Sánchez sobre datos y acciones que no eran ya de su competencia. A día de hoy, y aunque se empieza a hablar del Presidente tomando el control de nuevo de las medidas adoptadas en todo el país, las comunidades autónomas tienen un margen de libertad bastante amplio para gestionar la situación de sus provincias como crean conveniente.

Núñez Feijoo es conocido por su constante esfuerzo por privatizar la sanidad gallega, pero durante la crisis sanitaria que se está viviendo desde finales de febrero, ha quedado claro, además, que no está dispuesto a frenar la economía para reducir los contagios. Si bien se ha unido a la lista de Comunidades donde fumar en la calle sin mantener la distancia de seguridad está prohibido, no fue hasta hace una semana cuando limitó el horario de cierre de discotecas, bares y pubs. Ahora es acusado de negligencia por permitir un aforo mayor en las aulas del que recomiendan los expertos.

Las apariciones mediáticas del presidente de la Xunta se han visto reducidas de tres a la semana a apenas una. El pasado miércoles hizo su última aparición, en la que anunció la medida anti humo basada en un estudio realizado hace años cuya conclusión no justificaba la decisión tomada por la Xunta y que fue abiertamente criticada. También en esa comparecencia aprovechó para dejar claro que su gobierno no asumiría la responsabilidad del número creciente de casos en Galicia, que son ya más de 1.400 en activo. Uno de los grupos sobre los que se delegó la "culpa" de la situación fueron los ayuntamientos, y sobre todo la policía local de cada uno, así como a las fuerzas del estado por no estar siendo exhaustivos en el control llevado a cabo para el cumplimiento de las normas. Desde la Xunta se les achaca demasiada relajación en esos controles diarios, que tienen como consecuencia el aumento de casos positivos. Aunque la Xunta permite que discotecas y pubs nocturnos permanezcan abiertos por el bien de la economía gallega, pide conciencia a los jóvenes, y que se abstengan de acudir a este tipo de locales.

“Necesitamos que la gente joven tome en serio las conductas que tenemos que aprobar, porque ponemos en riesgo la vida no solo de algunos jóvenes sino la de sus padres y abuelos”. Feijoo está siendo muy criticado por la población por cómo gestiona la pandemia ahora que han recaído sobre su gobierno la mayor parte de las responsabilidades de control del virus, pues cuando estas competencias eran del Gobierno Central, fue de los más críticos con el gobierno de Sánchez por su centralización.

A pesar de la seguridad con la que, desde la Xunta, el PP de Galicia aseguraba la existencia de 6.000 rastreadores en activo, los sindicatos han confirmado que no han recibido instrucciones y no se conoce todavía el origen de los nuevos focos. Lo que sí existe son 20 personas contratadas, pero de forma opaca, llevando a cabo esta tarea sin mucho éxito por la falta de recursos y personal a su disposición. Es posible que ahora que los datos sobre cómo la Xunta está gestionando realmente la situación gallega se han hecho públicos, en la próxima comparecencia del presidente gallego de explicaciones, aunque también existe la posibilidad de que, una vez más, delegue la responsabilidad en los ayuntamientos y en el Estado. @mundiario