Buscar

El ERE del Santander para 3.223 personas va en paralelo a otro ERE en Santander Operaciones

Así destruye la banca un centro especializado en el negocio hipotecario, con especial repercusión en A Coruña, antigua sede central del Banco Pastor, primero absorbido por el Popular y finalmente diluido en el Santander.

El ERE del Santander para 3.223 personas va en paralelo a otro ERE en Santander Operaciones
Orillamar 71 en A Coruña, sede de Santander Operaciones. / Mundiario
Orillamar 71 en A Coruña, sede de Santander Operaciones. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

El ERE de Banco Santander que afecta a 3.223 trabajadores se tramita en paralelo a otro ERE, desde hace dos semanas, en Santander Operaciones, empresa del grupo Santander dedicada al negocio hipotecario. La empresa comunicó que afecta a 118 personas, sujetas a voluntariedad, excepto en el centro de A Coruña de Orillamar 71, donde anunció que afecta a las 41 personas que actualmente trabajan allí, por cierre del centro.

La plantilla del Santander en Orillamar incluye un 80% de mujeres con un rango de edad entre 45-50 años con hijos en edad escolar  y una cotización superior a los 15 años con niveles en el convenio de banca entre 5/6 y perfiles profesionales especializados. Esta plantilla procede de los servicios centrales del antiguo Banco Pastor y Banco Popular que ya tuvieron que sufrir recortes salariales y adaptación a nuevos puestos, varios ERES y dos fusiones empresariales, así como la simulación de una venta a la empresa Indra, que fue comunicada a toda la plantilla y que unos meses después se resolvió sin explicación alguna.

Hace un año la plantilla de Orillamar 71 fue obligada a pasar del convenio de banca al convenio de oficinas y despachos al llevar a cabo el Banco Santander una sucesión de empresa con cesión de sus trabajadores. Se mantuvieron algunas condiciones y se crearon falsas expectativas de un futuro prometedor en el que la empresa manifestó su interés por mantener el trabajo y aumentar progresivamente las funciones de la plantilla, reconociendo en todo momento la valía de los perfiles profesionales y la posibilidad de ofrecer un desarrollo dentro de la nueva estructura, según fuentes de los trabajadores. Para llevar a cabo este proceso se mantuvieron entrevistas exhaustivas de cara a valorar los perfiles y su encaje en la nueva empresa. 

Dadas estas circunstancias, los empleados del Santander en Orillamar percibieron un bonus en el último año por su "buen hacer" dentro de la política de recursos humanos del Grupo Santander que, según asegura, pretende convertirse en "la mejor empresa del mundo para sus empleados". Tanto es así que recientemente ha recibido un galardón y reconocimiento por la revista Forbes, considerándose una de las 50 mejores empresas para trabajar por lo bien que trata a sus empleados y sus innovadoras políticas de recursos humanos.

Ahora la empresa Santander Operaciones está negociando las condiciones del ERE tutelada por responsables de Banco Santander. La empresa solo ofrece a día de hoy la posibilidad de traslado a Madrid de 10 personas con una mejora salarial escasa durante tres años, conociendo la imposibilidad de traslado de la mayoría de los perfiles. El objetivo general de fondo es prescindir de las personas mayores de 50 años, no aplicable en el centro de Orillamar, donde su plantilla es más joven. @mundiario