Una encuesta preocupante, que alerta al PSdeG - PSOE

Valentín González Formoso en la clausura del congreso del PSdeG - PSOE. / Mundiario
Valentín González Formoso en la clausura del congreso del PSdeG - PSOE. / Mundiario

Los socialistas gallegos liderados por Formoso bajarían con respecto a las últimas elecciones autonómicas, según una encuesta reciente.

Una encuesta preocupante, que alerta al PSdeG - PSOE

Cuatro meses después de las primarias socialistas corresponde hacer un pequeño balance del impulso electoral del PSdeG - PSOE en esta nueva etapa. Es cierto que hubo alguna encuesta publicada en estos meses que ya alertaba de ciertas tendencias, pero los datos que se publican ahora obligan al análisis realista y a la reflexión. Aunque no deje de ser una encuesta, conviene leerla e interpretarla por si coincide con lo que se percibe en la calle.

Es realmente preocupante para el PSdeG - PSOE que en el período de luna de miel de una nueva dirección, con un referente que acaba de aterrizar y que está en el momento dulce, se evidencie este pinchazo. No hay impulso electoral a pesar de que en primarias se dijese que el PSdeG sería primera fuerza si se producía un cambio de líder. Desgraciadamente, nada más lejos de la realidad.

Según la última encuesta de Sondaxe, el PP sacaría de nuevo mayoría absoluta, el BNG crece, Podemos también sube y reingresaría en el Parlamento y el PSdeG sacaría peor resultado que en las últimas autonómicas cuando aumentó su porcentaje de voto, creciendo de un 17.87% a un 19.4%, a pesar de estar inmersos en la primera ola de la covid. 

Los datos de la encuesta publicada este jueves indican que el PSdeG obtendría un 17.7%, menos que el resultado de las autonómicas de 2016, evidenciándose que el último congreso gallego y el nuevo líder socialista no son la varita mágica que serviría para conectar adecuadamente con la ciudadanía y para impulsar al partido. Pero según la encuesta, el socialismo gallego va a peor. Y si no fuese por la cocina (el proceso por el que las respuestas que se han obtenido en las encuestas se convierten en cifras con valor estadístico), con la intención de voto directa el porcentaje de apoyo sería aún menor.

Preocupante también que ni ahora que el nuevo referente y su equipo están frescos y recién llegados consigan cierto impulso electoral, y que el nuevo secretario xeral solo consiga un 4.61 de valoración cuando apenas lo conoce el 58% de la población. Un dato llamativo porque cuando un político tiene un nivel de conocimiento bajo, ese grado de conocimiento es mayoritariamente por sus afines, que son los que hacen la valoración y por lo tanto la nota sube. Si el nivel de conocimiento es más alto, según la ciencia demoscópica la valoración tendería a ser menor pues también lo valorarían aquellos de otras tendencias políticas menos próximas ideológicamente.

Cierto es que no es fácil dirigir una organización como el PSdeG y el alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña tiene muchos retos, pero a la vista de los datos demoscópicos la solución del último congreso gallego del PSdeG parece que no le dio el impulso al partido que se prometía y esto debe preocuparnos.

Ya vimos en el congreso socialista de 2009 con Pachi Vázquez que las operaciones de concentración de todo el poder institucional y las baronías del partido no necesariamente llevan a mejorar electoralmente, sino que el efecto puede ser adverso. Así que a los socialistas más nos vale aprender de su historia reciente y escuchar a la gente. Pero, sobre todo, reorientar lo que no vaya bien mientras haya tiempo para hacerlo. @mundiario

Una encuesta preocupante, que alerta al PSdeG - PSOE
Comentarios