Felipe VI condecora a la gallega Teresa Valcarce por su reivindicación de Bernardo de Gálvez

Encomienda  Valcarce
Imposición de la Encomienda a Teresa Valcarce.

Es una de las primeras mujeres del país en recibir la Encomienda del Orden del Mérito Civil, uno de los más altos honores concedidos por la Corona española.

Felipe VI condecora a la gallega Teresa Valcarce por su reivindicación de Bernardo de Gálvez

Su Majestad el Rey Felipe VI, a través del Embajador de España, Santiago Cabanas, concedió la Orden del Mérito Civil, uno de los más altos honores de España, a la ferrolana Teresa Valverde Graciani. Esta condecoración se le ha otorgado como reconocimiento a su ímproba y fructífera tarea para que el Congreso de los Estados Unidos reconociese las contribuciones de España y Bernardo de Gálvez a la independencia de los Estados Unidos de América.

La Orden del Mérito Civil fue establecida por el Rey Alfonso XIII de España en 1926 para reconocer "la virtud cívica de los oficiales al servicio de la Nación, así como el servicio extraordinario de ciudadanos españoles y extranjeros en beneficio de España".

El Ministerio de Asuntos Exteriores quiso resaltar la "determinación" y el "empuje" "para valorar adecuadamente el papel de España en el nacimiento de los Estados Unidos". El esfuerzo "incansable" de Teresa Valcarce, Premio Bernardo de Galvez, será clave" para reivindicar nuestra imborrable historia común, la vigencia de los valores y los principios que compartimos y, finalmente, para fortalecer nuestras relaciones bilaterales".

Teresa  Valcarce comenzó su reivindicación de Gálvez cuando descubrió una carta firmada en mayo de 1783 en la que el presidente del Congreso, Elias Boudinot, aceptaba la petición lanzada por Oliver Pollock de homenajear a Gálvez exhibiendo un retrato suyo.La ferrolana empleó más de tres años en lo que convirtió en “ una lucha personal” para que la promesa fuera cumplida, una labor que llamó la atención de los medios  y que fue recogida por el mismísimo Washington Post.  Valcarce esgrimía: "Esto es América, mantenemos nuestras promesas y es el legado de mis hijos"

El congresista Chris Van Hollen, a través del programa de televisión Españoles por el mundo, le conduciría al senador Menendez, de origen hispano, quien la alertó de la dificultad de la gestión en el Congreso, pero eso no la amilanó. La española recabó todo tipo de documentos y firmas de asociaciones hasta que se dio cuenta de lo esencial: no tenía ningún cuadro de Bernardo de Gálvez.  La Asociación malagueña Bernardo de Gálvez se encargó de la misión y encontraron uno en una colección privada en Málaga del que hicieron una copia.

Posteriormente, lo que dio más difusión a la importancia de su figura y su relevancia en la Historia fueron el referente de la escultura histórica actual Salvador Amaya, que haría su efigie escultórica, y Augusto Ferrer Dalmau “ el pintor de batallas” que pintaría dos grandes lienzos que serían exhibidos – tal y como recogió Mundiario en "Ferrer-Dalmau difunde la historia de España en Estados Unidos"- en la exposición Recovered Memories: España, Nueva Orleáns y el apoyo a la Revolución Norteamericana.

encomienda

Encomienda al Mérito Civil.

Quiso vestir moda gallega para el acto 

Un nutrido grupo de familiares y amigos acompañaron a Teresa en este acto de tanta importancia histórica y emocional. La ferrolana, que no dejó sonreir un momento, estaba radiante. Lejos de sus rizos habituales iba peinada con una melena lisa y algo más clara de lo habitual, y quiso vestir moda gallega para la ocasión. Eligió a la firma de Narón Nuria Espasandín que diseñó para ella un espectacular vestido color crema con falda de vuelo de brocado con elegante decoración floral. Completaba el atuendo una chaqueta corta de raso concesión a la tradición española. Al vestir moda gallega, y de Ferrolterra quiso también tener presente a su Ferrol natal que también tuvo relevancia a través de los dos espectaculares retratos  de Alfonso XIII y Victoria Eugenia pintados por el artista ferrolano Fernando Alvarez de Sotomayor,.que adornaban el recinto.

Galvez-boceto--644x420

Boceto de  Gálvez de Augusto Ferrer Dalmau y bronce de Salvador Amaya 

Gálvez y Teresa Valcarce: Yo solo

Bernardo de Gálvez, en solitario con su bergantín Galveztown, liberaría el Misisipi y el Golfo de México y conseguiría ponerlo a favor de las tropas de Washington. Su escudo de armas exhibía el lema «Yo Solo». Teresa Valcarce Graciani, ella sola, quiso lograr que el militar superase los más de dos siglos de ostracismo que sepultaron su memoria, pese haber facilitado la victoria estadounidense en una de las batallas más relevantes de la guerra de Independencia americana.

Hoy no sólo se le ha reconocido a Gálvez en América, sino también en España. Y no ha sido esta la primera, ni la última condecoración que recibirá  la gallega Teresa Valcarce. Poco a poco, diferentes instancias le irán reconociendo su logro, porque su papel se ha considerado crucial en la reivindicación del legado hispano en Estados Unidos.  Gálvez y Teresa ya no están solos. @mundiario

Felipe VI condecora a la gallega Teresa Valcarce por su reivindicación de Bernardo de Gálvez
Comentarios