La ejecutiva gallega de Valentín González Formoso se queda con una parte de su organización urbana

Valentín González Formoso. / Mundiario
Valentín González Formoso. / Mundiario
En Vigo, el secretario general local es Carlos Font, un hombre del alcalde Abel Caballero, cuya relación con el PSdeG - PSOE es escasa, ya que prefiere mantener un hilo directo con Madrid.
La ejecutiva gallega de Valentín González Formoso se queda con una parte de su organización urbana

Las ciudades de Galicia, que es donde el PSdeG - PSOE mantiene sus principales bastiones electorales, tienen ahora organizaciones socialistas próximas a los alcaldes allí donde gobierna este partido (Vigo, Lugo, A Coruña, Santiago y Ferrol).

Solo hubo más de una candidatura en A Coruña, ya que en Ourense se quedaron al final con una lista única, pero no de integración, a diferencias de las otras cinco ciudades.

En Pontevedra –con gobierno del BNG– la dirección del PSOE tiene una orientación más gubernamental y en Ourense –bajo un alcalde de Democracia Ourensana– se produjo un resultado extraño, a espaldas de la dirección provincial socialista.

La ejecutiva gallega de Valentín González Formoso controla, directamente, solo una parte de su organización urbana. Las tres ciudades de la provincia de A Coruña fueron las únicas de Galicia donde sus alcaldes quisieron ser secretarios generales locales del PSOE.

En Vigo, el secretario general local es Carlos Font, un hombre del todopoderoso alcalde Abel Caballero, cuya relación con el PSdeG - PSOE es escasa, ya que prefiere mantener un hilo directo con Ferraz, que se lo consiente, dado su amplio apoyo electoral en el primer municipio de Galicia.

En Pontevedra, donde el alcalde es del BNG, lleva ahora las riendas del partido socialista Maica Larriba, subdelegada del Gobierno de España, con el apoyo de Iván Puentes, un socialista de cierta proyección y experiencia política. No suele ser habitual en el PSOE que los delegados del Gobierno y los subdelegados gestionen el partido. 

En Lugo es secretaria general local Ana González Abelleira, próxima a la alcaldesa, Lara Méndez.

En Ourense capital, beneficiada por la retirada a última hora de Xosé Rúas, que parecía ser el favorito, Natalia González Binieitez es la flamante líder del PSOE tras obtener 237 votos a favor, 13 nulos y 8 en blanco en una provincia bajo la influencia del socialista Rafael Rodríguez Villarino, que estuvo siempre próximo a Gonzalo Caballero, el anterior secretario general del PSdeG - PSOE. Hubo mar de fondo en esta extraña elección. 

Eva Martínez Acón, exsecretaria general del PSOE coruñés. / EMC
Eva Martínez Acón, exsecretaria general del PSOE coruñés. / EMC

En A Coruña alcanzó la secretaria general local la alcaldesa Inés Rey con una diferencia de solo 111 votos. El partido sigue fracturado, ya que su adversaria, la concejala Eva Martínez Acón, obtuvo el 37% de los votos de los militantes, a pesar de ser apartada de sus tareas de gobierno en el Ayuntamiento.

Descontada la fractura disimulada de Ourense, A Coruña es la ciudad con menos cohesión del PSdeG - PSOE, en ausencia de una candidatura de unidad. La elección de Inés Rey derivó en una tensa conversación en María Pita para arrebatarle a Eva Martínez Acón su puesto de concejal.

Xosé A. Sánchez Bugallo, candidato do PSdG a alcaldía de Santiago de Compostela. / CRTVG
Xosé A. Sánchez Bugallo, alcalde de Santiago de Compostela. / CRTVG

El PSOE de Santiago está bajo el control de Xosé Sánchez Bugallo, alcalde, pero fruto de su pacto para integrar a la influyente concejala Mercedes Rosón, con dotes de liderazgo electoral, si Bugallo no vuelve a presentarse a la alcaldía compostelana. Pero a día de hoy parece que Mercedes Rosón tendrá que seguir esperando para poder ser alcaldesa, ya que Xosé Sánchez Bugallo no para de darle vueltas a su continuidad en Raxoi.

En Ferrol es Ángel Mato, alcalde, el que lleva directamente las riendas del partido socialista, para lo cual tuvo que integrar al concejal Germán Costoya en una ejecutiva donde la influencia de la carismática Beatriz Sestayo, ahora ocupada en otro tipo de funciones ejecutivas, no es menor. @mundiario

La ejecutiva gallega de Valentín González Formoso se queda con una parte de su organización urbana
Comentarios