Galicia crece un 2,8% en términos interanuales y supera en un 1,2% el PIB de la prepandemia

José Francisco Armesto, Fernando González Laxe y Santiago Lago, del Foro Económico de Galicia. / Mundiario
José Francisco Armesto, Fernando González Laxe y Santiago Lago, del Foro Económico de Galicia. / Mundiario
Desde el Foro Económico de Galicia se observa preocupación por la baja productividad de la industria manufacturera gallega.
Galicia crece un 2,8% en términos interanuales y supera en un 1,2% el PIB de la prepandemia

El PIB español y, en particular, el gallego, muestran cifras de crecimiento del 0,6% y 1,15%, respectivamente, en un panorama de recesión en la zona euro en el primer trimestre del año, principalmente inducido por los resultados negativos de la economía alemana, según indica un informe del Foro Económico de Galicia, presentado por José Francisco Armesto, Fernando González Laxe y Santiago Lago.

Con estos datos, España finalmente logra volver a los valores previos a la crisis, mientras que Galicia se sitúa un 1,2% por encima del nivel anterior a la pandemia. En términos interanuales, el PIB gallego crece un 2,8%, casi punto y medio por debajo de la media española (4,2%), mostrando un mayor dinamismo no solo en comparación con la media europea y la zona euro, sino también frente a países como Francia, Italia o Portugal.

El crecimiento del PIB en Galicia se basa en la positiva demanda externa, que contribuye con 2,6 puntos al crecimiento agregado del PIB, mientras que en el caso de la demanda interna, solo aporta dos décimas. En el primer trimestre de 2023 destaca el dinamismo de la inversión (crece un 3,3%), el único componente que presenta un mejor comportamiento que la media española, lo que contrasta con la contracción del gasto en consumo final, tanto privado (-0,4%) como público (-0,2%).

En cuanto a la oferta, existen importantes diferencias entre los datos para Galicia y para el conjunto del Estado. En Galicia, es el sector industrial el que presenta las tasas de crecimiento interanual más elevadas, por delante de la construcción (4%). En España, los sectores con mayor crecimiento son la construcción y el sector servicios (5,8% y 4%, respectivamente). 

La productividad, una asignatura pendiente

El Foro Económico de Galicia también menciona el desigual ritmo de crecimiento de la industria manufacturera, que en Galicia es del 2,2% frente al 5,6% en el conjunto del Estado.

La productividad del tejido productivo gallego sigue siendo una asignatura pendiente con respecto a la media española, situándose por debajo del 95% tanto en horas trabajadas como en puestos de trabajo equivalentes, siendo la baja productividad en la industria manufacturera uno de los principales problemas de la economía gallega, ya que se sitúa en el 68,2% de la media española en puestos de trabajo y en el 71,6% en horas trabajadas.

Solo el sector de la construcción presenta una mayor productividad que la media del Estado.

Datos agregados positivos en el mercado laboral

Después de un crecimiento interanual del PIB del 2,8%, el mercado laboral gallego presenta datos agregados positivos, tanto en tasas de actividad como en la reducción de la tasa de desempleo. Estos datos deben ser matizados teniendo en cuenta que Galicia se mantiene entre las comunidades con menores tasas de actividad y con una tasa intermedia en materia de desempleo. Las afiliaciones presentan un mayor crecimiento interanual que en el último trimestre de 2022 (1,1% y 1%, respectivamente), y la población ocupada crece un 1,1% respecto al año anterior.

Además, los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo aumentan un 1,2%, y las horas trabajadas un 0,5% (1,3% y 1,6% en el trimestre anterior). Junto a estos datos, es necesario mencionar que el mercado laboral en España presenta un mayor dinamismo que el gallego en los cuatro indicadores mencionados.

La creación de empleo, según los datos de la EPA, se registra únicamente entre las mujeres, principalmente en el sector servicios y en el ámbito de la educación, entre las personas empresarias sin asalariados y entre las asalariadas en el sector público; con estudios de ESO y edades superiores a 45 años y en el rango de 25-34 años. En el extremo opuesto, es necesario mencionar la reducción de la población ocupada en el sector industrial, entre las personas trabajadoras con estudios superiores, así como entre las personas de 35 a 44 años.

En cuanto al desempleo, a pesar del descenso experimentado en las tasas de paro, este afecta en mayor medida a las mujeres, a las personas menores de 25 años, a los extranjeros y a las personas con estudios primarios. Por último, el Foro Económico de Galicia hace mención especial al incremento de la población activa de 25-34 años, al igual que ocurriera en el mismo trimestre del año anterior. @mundiario

Comentarios