Dia, la banca y Fridman se unen para evitar el concurso de acreedores

Un supermercado Dia. / elcorreoweb.es
Un supermercado Dia. / elcorreoweb.es

Las tres partes tienen dos meses para salvar a la compañía de incurrir en una situación de 'quiebra' técnica, según la Ley de sociedades.

Dia, la banca y Fridman se unen para evitar el concurso de acreedores

El consejo de administración de Dia ha anunciado estar "a disposición de las partes" implicadas en la actual situación financiera de la compañía para poder encontrar una solución que evite el concurso de acreedores. La decisión ha sido tomada después de que su propuesta de ampliación de capital de 600 millones de euros haya sido rechazada en la Junta de Accionistas celebrada el miércoles en Madrid.

El máximo órgano directivo de la cadena de supermercados, presidido por el consejero delegado, Borja de la Cierva, se ha comprometido a continuar "trabajando con el accionista L1 Retail, las entidades financieras y sus asesores respectivos para, con la máxima celeridad posible a la luz de los exigentes plazos a los que se enfrenta, cumplimentar aquellos de los requisitos que competan o estén bajo el control de la sociedad. Además, continuará trabajando activamente en las medidas que en su caso correspondan para que la compañía continúe atendiendo a sus obligaciones". 

Dia, LetterOne y la banca acreedora tienen en estos momentos dos meses para salvar a la compañía de incurrir en una situación de 'quiebra' técnica, según la Ley de sociedades. Tal y como resalta elEconomista, la decisión está ahora en el tejado de LetterOne y de la banca que, en un principio, se negaba a aceptar las condiciones financieras del grupo encabezado por Fridman, salvo que este decida anticipar el préstamo participativo por un importe máximo de 500 millones de euros al que se había comprometido hace semanas, siempre y cuando tuviera el control del grupo a través de la aceptación de su opa, para lo que todavía puede faltar en torno a un mes. 

LetterOne hizo públicas sus condiciones a la banca acreedora hace semanas, que, teóricamente, no contaban con el respaldo de las entidades. Entre ellas, se exige la extensión de todas las obligaciones de pago por parte de Dia hasta marzo de 2023, no amortizar anticipadamente deuda con la venta de Clarel y MaxDescuento que se estima en algo más de 100 millones de euros; o refinanciar la deuda a tipos de interés inferiores a los que, en principio, se podría exigir a Dia con sus problemas actuales de liquidez.

En la reunión del miércoles, LetterOne ha logrado sacar adelante su ampliación de capital -de 500 millones de euros- gracias a su posición relevante en el accionariado de Dia, con el 29 % del capital. La votación requería de una mayoría simple, con la que Stephan DuCharme ya contaba de facto dado que el cuórum de la Junta de Accionistas ha sido del 54,30 %, el más bajo de la historia de Dia como cotizada. L1 Retail, el holding controlado por el magnate ruso Mikhail Fridman, ha logrado así ganar la primera batalla de la guerra que mantiene abierta con la actual directiva del grupo.

La ampliación de capital está condicionada a que LetterOne obtenga el respaldo necesario a su opa, todavía pendiente de aprobación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Para ello requiere que sea aceptada por el 35,51 % del capital al que se dirige la oferta, sobre un total del 70,9 % -la parte que no controla Fridman-. @mundiario

Dia, la banca y Fridman se unen para evitar el concurso de acreedores
Comentarios