Buscar

Despedida al general Busquier Sanz en A Coruña

El homenajeado tuvo unas breves palabras dirigidas a los presentes, a quienes agradeció su asistencia.

Despedida al general Busquier Sanz en A Coruña
El general Busquier rodeado de la junta directiva del Sporting Club. / Mary Carmen Calviño Iglesias
El general Busquier rodeado de la junta directiva del Sporting Club. / Mary Carmen Calviño Iglesias

Entendemos por Fuerzas Armadas aquel estamento de nuestra sociedad al que pertenecen ciudadanos de ambos sexos, cuya misión es la de garantizar la soberanía e independencia del país al que pertenecen, en este caso, la Nación española. Podemos expresar nuestro orgullo al poseer unas Fuerzas Armadas cuyos componentes poseen una alta cualificación. No solo en el terreno castrense, las humanidades, el arte, etc, encontraron terreno abonado y se desarrollaron dando sus frutos. Entre sus filas nos encontramos expertos historiadores, músicos, pintores...

No solo el retumbar del cañón o el sonido seco del fusil se oyen en sus acuartelamientos. Entre sus muros se habla de historia, música o Arte en general. Se pasó de aquel aislamiento engangrenado a participar con entusiasmo en la vida civil. Se democratizaron con la llegada de la mujer a formar parte de las mismas. Hoy nos encontramos a  nuestros jóvenes soldados ejerciendo labores diversas, inmersos en la vida civil de nuestro país, dando lo mejor que tiene la juventud: entusiasmo y bonhomía.

Prueba de ello se vio en la comida homenaje ofrecida al general de Estado Mayor de la  Fuerza Logística Operativa Manuel Busquier Sanz con motivo de su traslado a Madrid. El acto tuvo por marco el coruñés acuartelamiento de Atocha. Lo presidió el general jefe de la FLO, Francisco Javier Sánchez Fernández, que dirigió unas emotivas palabras de despedida al compañero, resaltando los valores castrenses y humanos que le adornan. También agradeció la presencia en el acto de una muy nutrida representación civil, entre la que se encontraba la junta directiva del Sporting Club Casino de A Coruña.

El homenajeado tuvo unas breves palabras dirigidas a los presentes, a quienes les agradeció su asistencia. Constató lo fácil que le resultó el desarrollo de su labor castrense y la convivencia con el estamento civil de la ciudad. El ágape transcurrió en un ambiente de camaradería y buen humor, deseando al general todos los éxitos posibles en su nuevo destino. @galiciamundiari