Buscar

Defende a Galega, XV Premio José Couso de Libertad de Prensa

Esta plataforma de defensa de la radio y televisión públicas de Galicia fue premiada con el XV Premio José Couso de Libertad de Prensa, galardón que honra al reportero gráfico asesinado en Irak.

Defende a Galega, XV Premio José Couso de Libertad de Prensa
Miembros de Defende a Galega. / Mundiario
Miembros de Defende a Galega. / Mundiario

Firma

Antón Luaces

Antón Luaces

El autor, ANTÓN LUACES, es columnista de MUNDIARIO. Está especializado en información marítima. @mundiario

Es probable que tanto la radio como la televisión públicas gallegas conmemoren el 3 de mayo, Día Internacional de la Libertad de Prensa, como si de un día más se tratase. Y no será, ciertamente, porque el personal de ambos centros de comunicación obvien tal evento. Menos todavía cuando, como este año acontece, la XV edición del  premio Liberdade de Prensa instituido por el Colexio Profesional de Xornalismo de Galicia y el Club de Prensa de Ferrol ha recaído por decisión del jurado en el colectivo de periodistas de la CRTVG que, bajo la idea Defende a Galega, plantan cara a los controles de los contenidos informativos de cuanto se "cocina" en las redacciones de ambos medios. Un control que trasciende a la calidad para, simplemente, centrarse en los matices políticos que no convienen a aquellos que se hacen visibles como responsables del gobierno de la Xunta y del partido que sostiene a ésta.

No es mera tarea luchar contra los intereses políticos de los que mandan. Lo sé por haber vivido en esa teima muchos años de mi vida profesional en la radio pública nacional y cuando has tenido que escuchar a tu director decir que "estamos dándole bazas al enemigo con la información que facilitamos sobre los acontecimientos de Ferrol". Eran las luchas de carácter laboral, pero también político, derivadas en tiempos del socialismo de la reconversión naval que degollaba ilusiones en una Galicia deseosa de salir del pozo socioeconómico en el que la Unión Europea la había hundido sin que el Gobierno español moviera un dedo.

Después de haber vivido situaciones peores en la larga etapa franquista, pude con tranquilidad, responder a aquel director del medio para el que trabajaba que yo no tenía en la radio "enemigos" sino "competencia", y que si él consideraba que la información que entonces dirigía no era correcta, siempre tenía la opción de cesarme como jefe de informativos. No hubo tal, algo que los compañeros de la radio y la televisión gallegas sopesan, muy previsiblemente, antes de rechazar por su cuenta y riesgo los dictados de "los de arriba" (que siempre están al lado) porque el traslado a otro destino –cuando no el despido por cualquier vía– es lo más socorrido.

Compatibilizar la libertad de prensa con el libre ejercicio de la profesión de informar no es, en el ámbito de "a galega", lo más fácil. Tampoco lo más socorrido. Y así les va, cada viernes, a aquellos que machaconamente pretenden hacer valer el derecho a una información veraz  y comprometida con esa parte de la sociedad que ya no admite que, como en el franquismo, siga vigente la manipulación que los compañeros de CRTVG denuncian y critican a pesar de que no son todos los profesionales los que defienden esa libertad de prensa. Ni tampoco los que apoyan las acciones de protesta de quienes dan, por todos, la cara.

Defende a Galega, más que una invitación es un compromiso. El jurado del premio "As de liberdade", del que es autor Manuel Patiña, ha decidido. Y ahora deberá ser el propio colectivo premiado el que elija la vitrina en la que colocar dicho premio. Estoy seguro –ojalá me equivoque– de que no será en las instalaciones propias de la radio o la televisión de Galicia. Como tampoco estos medios se han hecho eco –al menos hasta el momento en el que redacto esta crónica– de la concesión de tal distinción a sus trabajadores. Es más, parece que existen órdenes expresas de que no se haga ni una simple mención al premio y al colectivo de trabajadores que lo ha ganado. Nulo y absurdo intento de ocultación, porque –a diferencia del franquismo que todo lo controlaba– los demás medios sí han informado de este acontecimiento. @mundiario