Buscar

Se cumplen tres meses de huelga en la Justicia gallega

Tras 90 días de paro y unos 25.000 juicios suspendidos, el seguimiento de la huelga se mueve en los valores mínimos hasta el momento.

Se cumplen tres meses de huelga en la Justicia gallega
La huelga de justicia no ha alcanzado su resolución después de 90 días. / @AnnieGarnelo
La huelga de justicia no ha alcanzado su resolución después de 90 días. / @AnnieGarnelo

Este lunes arranca el cuarto mes con los juzgados de Galicia en huelga. Después de 90 días de paro y casi 25.000 juicios suspendidos, el seguimiento de las últimas semanas se mueve en los mínimos registrados, y la que arranca ahora es una semana crucial: los sindicatos están profundamente divididos, y la Xunta pretende convocar una nueva negociación que permita cerrar el conflicto de una vez por todas. 

Desde que empezó la huelga la situación ha tenido giros significativos. El más destacado se produjo el pasado 26 de abril, cuando se rompía la unidad sindical entre las siete organizaciones que integraban el comité de huelga. USO, UGT, CSIF y CCOO aceptaron un preacuerdo con la Xunta, mientras que CUT, CIG y STAJ lo rechazaban totalmente. El principio de acuerdo fue sometido a consulta de los trabajadores, donde triunfó el "no" en medio de unos porcentajes ajustados y una votación tensa donde los cuatro sindicatos favorables al acuerdo denunciaron "amenazas y coacciones" de los otros tres.

Posteriormente, USO, el sindicato mayoritario en el sector, optó por cambiar de bando en vista a los resultados de la consulta, otorgando la mayoría sindical a las organizaciones de la oposición al preacuerdo. Este nuevo frente elaboraba una nueva propuesta y se la transmitía a la Xunta, con vistas no tanto a la subida salarial que se persigue como a recuperar el dinero descontado a los trabajadores durante los meses de paro.

Mientras tanto, en el bando favorable al acuerdo, CC.OO., el sindicato con menos representación, se declaró fuera de la huelga y dio instrucciones a sus militantes para que se reincorporasen a sus jornadas laborales. Según fuentes de Faro de Vigo, UGT quiere conducir la negociación en una mesa sectorial, mientras que CSIF avisa de que negociará por su cuenta.

Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta, espera que esta semana sea la definitiva para el cierre del conflicto, puesto que no le ve sentido a dialogar con, en sus palabras "un comité disminuido". Rueda espera que aquellos que "no querían el acuerdo" entren "en razón" y acepten "negociar sobre lo que se puede negociar, que es la oferta de la Xunta", dejando claro así que el Gobierno gallego no pondrá una nueva oferta sobre la mesa.

La última propuesta de la Administración consiste en un aumento de 140 euros al mes para los médicos forenses, 135 para los gestores, 127 para el cuerpo de tramitación y 122 para auxilios, a aplicar en tres anualidades. Los trabajadores percibirían el 50% de este alza ya en este ejercicio, una vez que se valide el acuerdo, el 30% en 2019, y el otro 20% restante en 2020. @galiciamundiari