Las compras on-line suponen ya el 18% del total en Galicia

Instituto de Educación Superior Intercontinental de la Empresa (IESIDE). / Mundiario
Instituto de Educación Superior Intercontinental de la Empresa (IESIDE). / Mundiario
El Observatorio Abanca by IESIDE muestra un crecimiento interanual del 1% de la actividad comercial en Galicia tras la reducción de las restricciones.
Las compras on-line suponen ya el 18% del total en Galicia

El Observatorio Abanca by IESIDE publica hoy la décima entrega de su informe sobre la evolución de la actividad comercial en Galicia. El documento, que abarca el periodo del 11 de enero al 7 de marzo, pone de manifiesto un claro repunte de la actividad en la primera semana de marzo gracias a la reducción de las restricciones, aunque con diferencias entre los diferentes sectores.

Por efecto de la apertura de la hostelería y los centros comerciales y el alivio de los cierres perimetrales, con el refuerzo adicional asociado al inicio del mes, el gasto en comercios gallegos repuntó hasta situarse un 6% por encima de los niveles previos a la crisis. En comparación con el mismo periodo de 2020, los niveles de actividad crecen un 1% y recuperan el tono tras la caída del 12% en el mes de febrero, según informa Abanca.

Medios de pago

Como en las entregas anteriores, el informe vuelve a poner de manifiesto un profundo cambio de hábitos en el uso de medios de pago por parte de los consumidores. Las compras online crecen un 41% respecto al mismo período de 2020 y suponen ya el 18% de las operaciones totales.

Por el contrario, en la estructura de uso de medios de pagos el efectivo sigue perdiendo protagonismo en beneficio del pago con tarjeta y online, y supone ahora el 35% de los pagos frente al 43% del año pasado (8 puntos menos). La caída del uso del efectivo está cifrada en el 19% respecto al mismo período del año anterior.

Evolución por sectores

El gasto en establecimientos de alimentación presenta un grado de actividad un 34% por encima de los niveles previos a la crisis. En el mes de febrero y la primera semana de marzo, las compras en alimentación fueron un 24% más elevadas que en el mismo período del año anterior.

La actividad en las farmacias, otro de los sectores con mejor evolución en la crisis, está situada un 20% por encima de los niveles pre-covid y un 11% por encima del gasto del año 2020.

Por su parte, tras la reapertura de centros comerciales y la modificación de los cierres perimetrales, el comercio minorista gallego repunta en la primera semana de marzo, situándose un 3% por encima de los niveles pre-covid y un 6% respecto a 2020.

El comportamiento sigue siendo dispar según ramos. Moda y complementos experimentó una caída del 18% en la primera semana de marzo, frente al 32% del mes de febrero. Hogar y bricolaje registró un crecimiento del 18% respecto a la primera semana de marzo 2020. De forma similar, la compra de productos multimedia mejoró un 8%.

La desescalada supuso un notable impacto positivo sobre la actividad de los establecimientos de ocio, aunque el gasto en estos establecimientos cae un 42% en la primera semana de marzo respecto al mismo periodo año 2020. En el mes de febrero la caída fue del 72%. En restaurantes, la caída es del 30%, frente al 73% durante las semanas con mayores restricciones. En hoteles, la bajada en la primera semana de marzo fue del 51% respecto al mismo periodo del año anterior, tras una caída del 60% en la última semana de febrero.

Dicho repunte se observa también en el transporte (incluyendo gasolineras), aunque su actividad es un 19% inferior a los niveles previos a la crisis. Respecto al mismo periodo de 2020, este sector sufre una caída del 25%.

Datos por provincias

Los ritmos de actividad respecto a los niveles pre-covid evolucionan de manera homogénea en las cuatro provincias gallegas, si bien A Coruña, tradicionalmente receptora de compradores de otras provincias y municipios, presenta ritmos más bajos. En A Coruña, el comercio minorista repunta hasta situarse en niveles previos a la crisis, experimentando un crecimiento interanual del 4%. El ocio comienza la recuperación situándose un 39% por debajo de los niveles previos a la crisis, con una caída interanual del 43% durante la primera semana de marzo.

Lugo se mantiene como la provincia con mayor resistencia del comercio minorista, que en la primera semana de marzo crece un 9% respecto a 2020, así como del ocio, cuya caída para el mismo periodo es del 37%.

En Ourense, el comercio minorista alcanza niveles superiores a la crisis y experimenta un crecimiento del 5% respecto al mismo periodo de 2020, mientras que, por el contrario, el ocio experimenta una contracción del 40% interanual.

En Pontevedra el comercio minorista alcanza niveles superiores a los previos a la crisis la semana de la desescalada, con crecimiento del 9% respecto al mismo periodo de 2020. También en términos interanuales, el ocio experimenta una contracción del 41%. @mundiario

Las compras on-line suponen ya el 18% del total en Galicia
Comentarios