Buscar

¿Cómo está llevando Galicia las nuevas normas sanitarias?

La Xunta de Galicia instauraba a partir del domingo a las 00:00h la obligatoriedad del uso de mascarilla ahora también al aire libre
¿Cómo está llevando Galicia las nuevas normas sanitarias?
Mujer con una mascarilla. / Pixabay
Mujer con una mascarilla. / Pixabay

María Recondo

Colaboradora.

En Galicia la obligación del uso de mascarilla está vigente desde el domingo a medianoche, por lo que el lunes ya era obligatorio su empleo también al estar en la calle. Aunque hace tan solo dos días que la utilización de esta barrera de protección frente al virus es obligatoria tanto en espacios interiores como al aire libre y en espacios abiertos, las autoridades han puesto ya varios cientos de amonestaciones en distintas ciudades y núcleos urbanos gallegos. Un foco de multas son las plazas y localidades costeras, pues se acumulan grandes masas de personas que pretenden pasar el día en la playa o tranquilamente en terrazas y bares cerca del mar. Hasta el domingo, en terrazas no era obligatorio tener la mascarilla puesta, pero según esta nueva norma de la Xunta, debe ser así salvo en el momento de consumir; tras hacerlo, habrá que volver a colocarla para reanudar la conversación que se pueda estar teniendo. Esto ha afectado también a los más playeros, que están obligados a tenerla puesta incluso si pueden mantener la distancia de seguridad con el resto de personas. Pueden no llevarla para tomar el sol y para bañarse, pero sí tendrán que hacerlo si desean pasear por la orilla.

El protocolo para los agentes que vigilan el cumplimiento de la norma consiste en primero advertir y dar la opción a la persona de ponerse la mascarilla si es que no estaba al tanto de su obligatoriedad, y si vuelven a ver a la misma persona cometiendo la falta o en el momento de la advertencia se niega a obedecer, entonces multar. En zonas turísticas, como Portonovo o Sanxenxo, se han interpuesto ya más de 100 sanciones. Ha habido incluso multas a locales por estar abiertos tanto sin respetar las medidas de seguridad establecidas para establecimientos dedicados al ocio nocturno, como por permitir el paso y el consumo de alcohol a menores. Los bares y discotecas son motivo de debate entre la gente que quiere reanudar con su vida normal y disfrutar de lo que queda de verano, los que piden hacerlo con responsabilidad, y aquellos que creen que sería mejor que este tipo de locales permaneciesen cerrados un tiempo más hasta que los contagios diarios en Galicia pasen a ser 0.

Los distintos municipios gallegos afrontan las nuevas órdenes de la Xunta desde varios puntos de vista también. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, asegura que los agentes de la ley serán inflexibles ante las faltas (aunque actuando de acuerdo al protocolo ya mencionado) para garantizar la seguridad en las calles, mientras que el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, llama a la responsabilidad individual, insistiendo en que por mucho que la policía tome parte, al final es trabajo de cada uno hacer las cosas bien para garantizar la bajada de contagios en la ciudad. En sus declaraciones, Sánchez Bugallo pedía a los compostelanos responsabilidad e insistía en que es absurdo e imposible exigir a los agentes controlar a 97.000 ciudadanos, el esfuerzo debe salir de cada uno.

Galicia es una de las Comunidades Autónomas que mejor llevaron la primera ola de contagios durante el confinamiento y parece que no es de las más afectadas por los rebrotes que es están dando por toda la Península. A día de hoy, y según los datos facilitados por el SERGAS, los casos activos en Galicia ascienden a 202. A Mariña fue una de las zonas que más sufrieron esta segunda ola de contagios, pero cuentan ya con tan solo 86 casos frente a los más de cien que se calculaban el domingo. Se han dado tres nuevos positivos, pero otras áreas sanitarias gallegas, como la de Ferrol, anuncian con alegría que sus UCIs están libres de contagiados. @mundiario