Caballero avanza: Ferraz descarta a Miñones y rechaza a Formoso

Gonzalo Caballero con Pedro Sánchez en el Comité Federal del PSOE. / PSdeG-PSOE
Gonzalo Caballero con Pedro Sánchez en el Comité Federal del PSOE. / PSdeG-PSOE
Los socialistas afrontarán los procesos congresuales a nivel federal y gallego en los próximos meses.
Caballero avanza: Ferraz descarta a Miñones y rechaza a Formoso

Los socialistas celebran primarias en septiembre para la elección de secretario general y el Congreso Federal en octubre. Paralelamente, las distintas federaciones procederán a realizar sus congresos regionales, que deberán estar hechos antes de fin de año. También en Galicia el PSdeG - PSOE realizará su Congreso hacia finales de año.

Parece asumido por todos, incluso por los barones críticos, que Pedro Sánchez no tendrá candidatos alternativos y que el presidente se encontrará con un camino abierto en el que las principales incógnitas tienen que ver con las decisiones que guarda sobre el nuevo equipo que colocará al frente del partido.

En Galicia hace muchos meses, realmente casi un año, llevan haciéndose hipótesis sobre el congreso del PSdeG, pero lo cierto es que a fecha de hoy son elucubraciones, y en muchos casos rumores interesados, porque hasta ahora nadie ha dado un paso en firme para optar frente a Gonzalo Caballero a la secretaría general del PSdeG, nadie tiene claro que un candidato alternativo pueda ganar al actual secretario general y muchos alcaldes prefieren mantener al actual líder para no dividir al partido antes de las municipales.

Caballero, que ganó unas primarias con el voto de las bases frente a todos los barones del socialismo gallego –incluidos Formoso, Besteiro y el alcalde de Vigo– ha liderado el PSdeG recorriendo los pueblos y las agrupaciones socialistas y ha dado estabilidad a un partido que venía de una gestora y de sucesivos retrocesos electorales desde 2009. 

Con Caballero, el PSdeG tuvo un ciclo de éxitos electorales sin precedentes en generales, municipales y europeas hasta que llegó la pandemia y el aplazamiento de las autonómicas

Con Caballero, el PSdeG tuvo un ciclo de éxitos electorales sin precedentes en generales, municipales y europeas hasta que llegó la pandemia y el aplazamiento de las autonómicas. El PSdeG subió entonces en porcentaje de votos, pero no consiguió hacerlo en escaños, y esto supo a poco a un partido que hasta la llegada de la covid se veía con opciones de gobernar Galicia, donde la izquierda solo consiguió ganar en una de las once elecciones autonómicas celebradas. Y así, en la noche electoral el presidente Sánchez llamó a Caballero para decirle que había hecho un buen trabajo, que la pandemia había cambiado el escenario electoral y que debía tener otra oportunidad en las siguientes autonómicas.

Muchos socialistas recuerdan que Caballero tan solo lleva dos años en el Parlamento frente a los 17 de Ana Pontón o los 16 que lleva Feijóo y defienden que el partido no puede liquidar líderes de forma continua, máxime cuando no se visualizan opciones sólidas.

Frente a los rumores que suenan, en Ferraz descartan que Sánchez promueva un candidato alternativo a Caballero: el presidente reconoce el apoyo que le dio Caballero cuando intentaron defenestrarle y cree que este debe tener tiempo para consolidar su proyecto. Descartan que el también sanchista Miñones pueda optar a la secretaría general, porque su actividad debe centrarse en la delegación del gobierno, y el presidente nada quiere saber de una supuesta opción liderada por Valentín Gónzalez Formoso. Este fue a presentar sus credenciales a Ferraz pero no recibió ningún visto bueno cuando el recado llegó al inquilino de Moncloa. 

Los demás rumores se han centrado en un posible Besteiro al que la justicia va exonerando de responsabilidades penales pero sobre quien la sombra del Garañón, pendiente todavía de indemnización y demolición, imposibilita su vuelta al primer plano.

Entre socialistas de las cuatro provincias se apunta al susanista José Manuel Lage Tuñas, actualmente concejal en A Coruña, como la persona que está intentando buscar un candidato alternativo a Caballero después de que la dirección gallega le recriminase no haber pagado las cuotas del partido durante más de un año. Pero el pasado de Lage, con distintas maniobras poco edificantes a sus espaldas desde que estuvo al frente de Juventudes Socialistas hasta su etapa al servicio de Manuel Baltar en la Diputación de Ourense, lo distancia de una inmensa mayoría del partido en Galicia y merma las opciones de que emerja una alternativa.

De este modo, a fecha de hoy, Caballero es el único candidato firme a expensas de lo que pueda ocurrir. Caballero conoce bien el partido y, según fuentes socialistas, no solo mantiene un gran contacto con las bases del partido, sino que ahora tiene el apoyo de cuadros y alcaldes que hace cuatro años no lo apoyaban. De momento, ha aprovechado el verano para recorrer Galicia, reforzar su mensaje galleguista y señalar que su proyecto está vinculado a la militancia del PSdeG. Algo que ya hizo hace 4 años, que le llevó a la secretaría general del partido en Galicia y que ha sido su modus operandi desde entonces. @mundiario

Caballero avanza: Ferraz descarta a Miñones y rechaza a Formoso
Comentarios