50 años de Náutica y 50 años del Mayo francés del 68

Escuela de Náutica de A Coruña.
Escuela de Náutica de A Coruña.

Aquel mayo francés del 68 fue y será siempre para los alumnos de la antigua Escuela de Náutica, hoy Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas de A Coruña, un referente inolvidable.

50 años de Náutica y 50 años del Mayo francés del 68

Los que en 1968 –ahí es nada: 50 años– éramos jóvenes, recibíamos con sordina lo que los estudiantes y trabajadores franceses de todo tipo vivían en las calles de la capital de Francia. Nos preguntábamos, inocentes algunos, por qué los franceses podían expresarse de aquel modo y los españoles nos autorreprimíamos no solo en la calle sino también en los medios de comunicación.

Es cierto que, en septiembre-octubre de 1967, la Universidad de Santiago (entonces una mínima expresión de lo que son hoy los campus compostelanos) se había realizado un conato de protesta, asfixiado en su inicio por el profesorado y, obviamente, las fuerzas de orden público.

Aquel mayo francés del 68 fue y será siempre para los alumnos de la antigua Escuela de Náutica, hoy Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas de A Coruña, un referente inolvidable. Muchos de ellos lo recuerdan con una cierta envidia. Pero en su mayoría tienen presente aquel mes y aquel año de hace medio siglo con la nostalgia del tiempo pasado, del mundo recorrido, de los mares surcados y, como no, de las experiencias acumuladas en su historia personal como marinos en las promociones de puente, máquinas y radio.

Por este motivo, el próximo 11 de mayo y en la misma antigua Escuela de Náutica, se va a tributar un sentido homenaje a todos los marinos de España –muchos de los cuales han pasado por estas aulas– que, desde su circunstancia personal, vieron en la mar un futuro como capitanes, como jefes de máquinas o como oficiales radio. Con todo ese cúmulo de sentimientos encontrados, tuvieron la oportunidad de sentir, mucho más allá de la teórica académica, la realidad de una vida a bordo de un buque que nada tenía que ver con la que realizaban en casa, en el piso alquilado o en la habitación y el comedor del Hostal La Ferrolana. en la calle coruñesa de Riego de Agua, con sastrería militar en la planta baja del edificio y, enfrente, todo un ramillete de cafeterías en las que matar el tiempo (que se mataba, ciertamente a base de partidas de damas, ajedrez, cartas o dominó, entre otros juegos, y charlas  y discusiones sotto voce sobre las mil y una cosas que preocupaban entonces, entre éstas la política).

Aquellos alumnos –en su inmensa mayoría con las prácticas por realizar– asistirán el citado 11 de mayo de 2018 ya como jubilados a un acto académico e institucional que una comisión organizadora ultima estos días y que llevará al vetusto salón de actos del centro a distintas personalidades, entre las cuales estarán el marino mercante y escritor gallego Alfredo Conde, exconselleiro de Cultura, que impartirá una conferencia;  al director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, profesor de la misma Escuela hasta tomar posesión de su cargo como tal director; el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, y el actual director de la Escuela, Felipe Louzán Lago, capitán de la Marina Mercante. Por la comisión organizadora, intervendrá también un antiguo alumno.

"Navegar ayer, navegar hoy", es el título de la conferencia del Premio Nacional de Literatura en 1986, el ourensán Alfredo Conde. Un sugestivo título en un viejo edificio que ha visto pasar por sus aulas grandes marinos que supieron unir a su condición de tales la literatura, la pintura o la música, facetas por las que asimismo han sido reconocidos dentro y fuera del ámbito marítimo.

Tras la entrega de distinciones y agradecimientos y la clausura del acto académico, los asistentes a este tomarán parte en el descubrimiento, en el monumento de la Plaza de Náutica, de una placa en memoria de los marinos fallecidos, seguida de una ofrenda floral.

La jornada finalizará con una comida de confraternización, colofón que permitirá, cómo no, contar mil y una historias que enlazarán el mayo francés del 68 con sus muchos mayos sobre las olas, pantocazo va, pantocazo viene.

Cincuenta años no son nada. Feliz aniversario, marinos.

50 años de Náutica y 50 años del Mayo francés del 68