Buscar

MUNDIARIO

Los viejos telefonillos dan paso a los videoporteros en viviendas y pymes

En el mercado hay varios tipos de videoporteros para todos los gustos, necesidades y presupuestos.

Los viejos telefonillos dan paso a los videoporteros en viviendas y pymes
Vídeo de Bticino. / Amazon
Vídeo de Bticino. / Amazon

Claudia Silver

Colaboradora.

Los sistemas de control de acceso a viviendas y pymes están cambiando, de modo que los viejos telefonillos dan paso a los videoporteros, más funcionales.

En el mercado hay varios tipos de videoporteros para todos los gustos, necesidades y presupuestos, partiendo de unos mínimos que garanticen su fiabilidad y una cierta durabilidad.

Una posible solución equilibrada podría estar compuesta por un equipo formado por esta pantalla de Bticino y este monitor adicional de la misma marca al que puede sumarse este accesorio para su instalación en ángulo, también de Bticino, todo ello en Amazon.

Buena comunicación y seguridad

Los videoporteros, además de permitir hablar con los visitantes, hacen posible verlos a través de la cámara que llevan instalada. De ese modo, gracias a su sistema de audio y micrófono es posible una buena comunicación sin salir de casa o de la sede de una microempresa, ya sea de día o de noche, ya que los telefonillos con cámara para videoportero suelen incluir la visión nocturna.

"Al disponer de sonido bidireccional puedes comunicarte con quien toque a tu puerta, ver a esa persona y permitir –o no– su acceso, abriendo la puerta del garaje o del portal, según el caso", explica un vendedor de este tipo de aparatos a MUNDIARIO. "Hay videoporteros con diferentes opciones al alcance de todos los bolsillos", añade. De hecho, ahora su coste se ha reducido considerablemente respecto a los primeros modelos.

Los videoporteros constituyen, en definitiva, un elemento de seguridad cada vez más habitual en urbanizaciones, parkings, viviendas, pequeñas y medianas empresas y residencias. @mundiario