Ventajas de contar con procesos de onboarding y offboarding en la empresa

Empleados de una empresa. / Scott Graham en Unsplash
Empleados de una empresa. / Scott Graham en Unsplash
Gestionar de manera correcta el personal que forma parte de una empresa es fundamental si la misma pretende seguir creciendo.
Ventajas de contar con procesos de onboarding y offboarding en la empresa

Gestionar de manera correcta el personal que forma parte de una empresa es fundamental si la misma pretende seguir creciendo. Para tal fin es importante dar una buena bienvenida a quienes se incorporan a la plantilla, haciéndoles saber cómo funciona todo en el negocio en cuestión. Por supuesto, también adquiere trascendencia el hecho de evitar situaciones traumáticas cuando un empleado, por un motivo u otro, se desvincula de dicha compañía.

Para la primera y la segunda acción existen respectivamente procesos de onboarding y offboarding, los cuales cada vez están implementados en más empresas. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta las ventajas que ofrecen.

Ideal para nuevas incorporaciones telemáticas

Lo primero que hay que mencionar es que el Onboarding digital está en pleno auge. Y es que poco a poco ha ido en aumento el número de trabajadores del ámbito tecnológico o incluso de otros sectores que desempeñan sus labores profesionales de manera remota.

Trasladarle presencialmente a un nuevo empleado todos los pasos que deberá seguir para adaptarse bien al trabajo ya de por sí puede ser complicado sin contar con un software de onboarding, pero las dificultades van si cabe a más en caso de que se trate de un puesto remoto.

Todo lo contrario sucede disponiendo de un programa desarrollado específicamente para llevar a cabo los procesos de onboarding tanto digital como presencial. El primero de ellos está experimentando un gran auge debido al aumento del teletrabajo, una situación que impulsó la pandemia, invitando a los trabajadores a no compartir un mismo espacio dentro de una oficina.

Fidelización

Independientemente de si se trata de un nuevo empleado presencial o telemático, en los dos casos es mucho más probable que el talento logre retenerse si ya desde un principio es bien acogido en la empresa a través de un óptimo proceso de onboarding.

Y es que sentirse arropado es fundamental cuando un trabajador da comienzo a una experiencia que, a pesar de corresponder a su ámbito, conocimientos y experiencia, es completamente nueva para él en el sentido de no conocer el ambiente, los compañeros, los dispositivos que utilizará, etcétera.

Cuando una empresa da la bienvenida a un empleado con un proceso de onboarding llevado a cabo mediante un buen software específico, su imagen de marca pasa a ser reforzada enormemente. Desde el primer instante dicha persona nota cómo sus nuevos jefes y el resto de compañeros están a su lado para lo que necesite.

Para obtener este resultado tan bueno que se traduce en una gran facilidad de retención del talento es aconsejable consultar una Guía de Onboarding o Plan de acogida de una empresa. Gracias a ello te verás capaz de hacer sentir bien a los nuevos trabajadores, quienes no dudarán en continuar realizando sus tareas profesionales hasta cumplir con el contrato e incluso querrán prolongarlo cuando el mismo llegue a su fin.

Aumento de la productividad

Aquellos empleados que están mejor preparados podrán dar comienzo cuanto antes a todas sus tareas, pasando a rendir bien en un período de tiempo mucho más corto en comparación con el que se requeriría si se le enseñan los pasos sin un óptimo proceso de onboarding.

Pero, ¿qué sucede con los trabajadores que se acaban de incorporar y que tienen alguna que otra carencia? Sea cual sea el aspecto en el que fallen o que deba ser mejorado, es detectado precozmente. Fruto de ello la propia empresa se ve capaz de formarlos desde el minuto uno con tal de que esos puntos flojos pasen a ser historia con tal de que desempeñen mejor el trabajo.

Gracias a que las vacantes son cubiertas a la perfección sin tener que esperar mucho tiempo a que los nuevos trabajadores se adapten, la productividad no se resiente lo más mínimo, sino todo lo contrario. Así pues, la inversión necesaria para implementar procesos de onboarding es recuperada con creces, sucediendo algo similar con los de offboarding en los que profundizaremos a continuación.

Despidos mucho menos traumáticos

Es innegable que prescindir de los servicios de un empleado o el hecho de que él mismo opte por abandonar la empresa dista de ser una situación agradable. Por suerte, hay una manera de reducir al máximo la sensación traumática que se obtiene al producirse este tipo de situaciones.

Nos referimos a contar con un proceso de offboarding que lo facilite. De hecho, algunas empresas incluso se ven capaces de fusionarlo con el onboarding con ciertos trabajadores. Un claro ejemplo es el de aquel nuevo empleado que permanece trabajando varios días codo con codo con aquella persona que abandonará su puesto próximamente. Es decir, se encarga de formar a quien será su sustituto.

Este resultado sería imposible sin un buen proceso de offboarding que también proporciona otras ventajas como tramitar a la perfección todos los documentos correspondientes a la marcha del trabajador, evitar las tareas que se quedan a medias o mantener una relación cordial y sin conflictos con quienes trabajaban anteriormente en la empresa.

 

Ventajas de contar con procesos de onboarding y offboarding en la empresa
Comentarios