Ventajas de los beneficios sociales para empresas y empleados

Oficina. / Proxyclick en Pexels.
Oficina. / Proxyclick en Pexels.

Los beneficios sociales, un plan de retribución flexible o el teletrabajo, son reclamos que hoy en día forman también parte de la toma de decisión de un trabajador para elegir un empleo u otro.

Ventajas de los beneficios sociales para empresas y empleados

Las ofertas de trabajo en las que se especifican los beneficios sociales que ofrece la empresa a sus empleados comienzan a ser más frecuentes en España, pero aún no hay mayoría de compañías que hayan implantado esta forma de remuneración no dineraria como reclamo para atraer talento. Parece algo demasiado novedoso de entender para el empresario, pero una cuestión demandada y valorada por el trabajador, hasta el punto de que el 47% de los trabajadores cambiarían de compañía para obtener mejores beneficios, según se desprende de un reciente estudio.

Los beneficios sociales, un plan de retribución flexible o el teletrabajo, son reclamos que hoy en día forman también parte de la toma de decisión de un trabajador para elegir un empleo u otro. Esto lo saben bien las grandes multinacionales y así se desprende de la última Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL) realizada por el INE que refleja que los beneficios sociales y gastos en formación profesional fueron significativamente mayores en los centros de mayor tamaño, siendo la Comunidad de Madrid y el País Vasco las comunidades que, entre las empresas ubicadas en dichos territorios, tuvieron los gastos más elevados en beneficios sociales.

Este conocido como sueldo emocional, alberga las siguientes ventajas para empresas y empleados:

> Empresas

1. las empresas disfrutan de una exención de IRPF y los gastos son 100% deducibles del Impuesto de Sociedades;

2. se ha comprobado que atrae a nuevos talentos y que aumenta la fidelización de los empleados hacia la empresa;

3. mayor motivación de los empleados y mejor rendimiento laboral.

> Empleados

1. tributan a la Seguridad Social ya que los beneficios están incluidos como parte del salario;

2. reciben una remuneración no dineraria como complemento a su sueldo esencial en su vida (ticket restaurante, seguro médico privado, ticket transporte, tarjeta de gasolina, acceso a plataforma de entretenimiento, formación bonificada, etc.)

3. la implicación con la empresa es mayor y se convierte en prescriptor de la misma.

Los beneficios sociales más valorados por parte del trabajador suelen ser los cheques restaurante, con los cuales pueden llegar a ahorrarse unos 600€ en comida al año; para los empleados que son padres recientes, el cheque de guardería con el que las empresas ayudan en el pago de guarderías para niños de 0 a 3 años supone, no solo una ayuda económica, sino, sobre todo, un aporte a la tan requerida conciliación; el cheque transporte que pueden ser abonos mensuales en transporte público, por ejemplo, será algo muy valioso para todos aquellos que necesiten trasladarse hasta su lugar de trabajo y no lo hagan con su propio vehículo, incluso puede suponer también un beneficio con tintes medioambientales ya que podría promover el uso del transporte público en vez de en uno privado minimizando así la huella de CO2; un seguro médico comienza a ser un beneficio de sumo valor y la formación bonificada un inversión por parte de la empresa en sus empleados y en su propia compañía porque conseguirá adaptarse fácilmente a los nuevos retos que se den en su sector con el activo más importante con el que cuenta: sus empleados.

En un momento en el que la crisis sanitaria global está obligando a cambiar las prácticas empresariales habituales con el fin de renovarse, adaptarse y mejorar el rendimiento de los empleados castigados por períodos de inactividad, incertidumbre y dificultades creciente para compaginar vida laboral con familiar, las empresas tienen la ocasión perfecta para ofrecer un entorno de trabajo ideal o, al menos, mejorado con respecto a lo que fue en el pasado.

Los grandes retos que quedaron pendientes asumir en 2021 deben abordarse este 2022 como objetivos a cumplir con el fin de minimizar, o acabar, con el absentismo laboral que según los resultados de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística, pasa por un total de 900.000 personas que se encontraban de baja médica durante el primer trimestre del año 2021. Datos que se han incrementado de manera preocupante en el inicio del 2022 impactando de lleno en la productividad de las empresas.

Por otro lado, la formación de los empleados es más necesaria que nunca, sobre todo en aquellos sectores donde la tecnología impacta de lleno en el día a día. Son sectores cambiantes donde a diario se aprenden conceptos nuevos y las aptitudes del trabajador deben estar en constante movimiento y adaptación.

Los beneficios sociales que impactan en la formación, la conciliación y la mejora de la gestión del estrés, se convierten en indispensables para todas aquellas empresas, grandes, medianas o pequeñas, que quieren hacer de su empresa un lugar de trabajo moderno, amigable y productivo. @mundiario

Ventajas de los beneficios sociales para empresas y empleados
Comentarios