Buscar

MUNDIARIO

Telefónica invertirá 1.600 millones de euros en su nuevo proyecto de PSI

La operadora destinará esa cantidad a los empleados mayores de 53 años que quieran darse de baja de forma voluntaria.
Telefónica invertirá 1.600 millones de euros en su nuevo proyecto de PSI
Logo de Telefónica. / Twitter
Logo de Telefónica. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Un total de 1.600 millones de euros invertirá Telefónica para su nuevo Plan de Suspensión Individual (PSI) con el que dará de baja a 2.800 trabajadores. Aquellos empleados podrán salir de la empresa de forma voluntaria y se beneficiará de esta inversión, que está solamente a la espera de negociarse con los sindicatos. El otro gran proyecto de la compañía en la actualidad consta de la rentabilización de un parque de 50.000 estaciones base y antenas de telefononía móvil, y las opciones para éste son ya sea el traspaso de su filial Telxius o la venta a terceros, explica El País.

El nuevo plan de bajas consta de las mismas condiciones de los que ya se ejecutaron en 2016 y 2018, al cual ya se han anotado unos 6.300 empleados con un coste que sube hasta los 3.800 millones de euros. Es una forma de interrupción de la relación laboral que no es ni expediente de regulación de empleo pero tampoco una prejubilación, por lo que el Estado no aporta un solo centavo. La empresa espera ahorrase hasta 220 millones desde 2021, y un efecto positivo en generación de caja desde el primer año en que se ejecute.

Para los empleados que pasen de los 53 años de edad y que se ofrezcan a formar parte de este plan, la empresa les pagará hasta el 68% de sus sueldos sin que tengan que ir a trabajar, manteniendo así su relación contractual y todas las cotizaciones sociales hasta que se jubilen. El plan tiene como blanco unos 4.600 trabajadores por la pirámide de edad de la plantilla en España mas la firma cree que a la larga alcanzará solamente para 2.800 personas por lo que el coste aproximado será de 1.600 millones de euros.

A día de hoy, la firma tiene en España a una plantilla formada por 25.000 trabajadores. De ese gran total, unos 4.000 no están bajo ningún convenio. Los demás están en Telefónica España SAU, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones, con 16.000, 4.000 y 1.000 empleados, respectivamente.

Los sindicatos han dado una primera bendición a este nuevo plan de bajas incentivadas ya que llevaban tiempo recibiendo peticiones de información de parte de muchos empleados que pasaban los 50 años, en relación a las condiciones del anterior PSI. Sin embargo, condicionarán el mismo a las negociaciones que conducen con el nuevo convenio colectivo de empresas vinculadsa (CEV). La mayor reivindicación para este convenio es una garantía de que Telefónica no volverá a hacer recortes en su plantilla al menos hasta 2023.

A la vez, la operadora dará luz verde a un plan de formación y reciclaje en capacidades digitales para sus empleados en España, a fin de entrenarlos para las nuevas necesidades y exigencias del negocio, con el cual se "permitirá la generación de eficiencias adicionales".

Torres para telefonía móvil

Al mismo tiempo, la operadora tendrá un año para sacarle beneficios a su parque de 50.000 estaciones bases y antenas de telefonía móvil. La firma tiene una serie de opciones bajo análisis. Una de ellas es traspasar esos emplazamientos a Telxius Telecom, su filial de infraestructuras y que podría ganar algo de valor con este movimiento. Posteriormente sería necesaria la entrada de un nuevo socio en el capital de esta filia. No obstante, Telefónica ya vendió al fondo KKR casi la mitad (40%) de Telxius y otro 9,99 a Pontegadea, la matriz del grupo encabezado por Amancio Ortega, por lo que cortar otra rodaja lo llevaría a perder la mayoría de su capital.

Otra opción sería la de la venta directa o incluso el alquiler de dichas antenas a terceros en los países donde están instaladas las etaciones.

Telefónica opera mediante una cartera de hasta 130.000 sitios en todo el mundo y es dueña, ya sea directa o indirectamente, de una importante cartera de 68.000 emplazamientos en 12 mercados distintos. Telxius posee unos 18.000 de esos y los 50.000 restantes pertenecen a las demás filiales. Hasta un 60% de estas instalaciones están en España, Reino Unido, Alemania y Brasil, los grandes mercados de Telefónica.

Estos emplazamientos le generan hasta 830 millones de euros en ingresos y otros 360 millones de euros de beneficio bruto (Oibda) a la compañía, por lo que pueden requerir de hasta 25 millones de euros en inversiones de mantenimiento.

De paso, en el Reino Unido, la operadora tiene unas 7.000 torres gracias a su participación del 50% en CTIL, una sociedad que comparte mitad y mitad con Vodafone. En Alemania cuenta con 19.000 emplazamientos. La compañía también acusa una búsqueda de sinergías con otras empresas de los mercados locales como una solución más para sacarle dinero a estos activos.

Las acciones de Telefónica alcanzaron un valor de 6,68 euros en la sesión de este martes, un 0,4% más que el lunes. Desde su precio mínimo anual, registrado a mediados de agosto y que también fue el mínimo en 22 años, los títulos se han revalorizado hasta un 13%. @mundiario