Buscar

MUNDIARIO

Telefónica anuncia que su beneficio neto se cayó entre junio y septiembre

Los resultados trimestrales de la empresa reflejan una disminución de hasta el 50% en la comparación interanual en el tercer trimestre.
Telefónica anuncia que su beneficio neto se cayó entre junio y septiembre
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. / Twitter
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

En 1.334 millones de euros fue calculado el beneficio neto de Telefónica entre enero y septiembre de este año, la mitad reportada en el mismo periodo el año pasado. Esta precipitación se debe principalmente al Plan de Suspensión Individual (PSI), el cual se disparó hasta 1.732 millones de euros. Como sea, la operadora aumentó hasta en un 0,7% su cifra de negocios, llegando a los 36.023 millones de euros, por lo que su deuda se contrajo en un 8,1% hasta quedar en los 38.293 millones de euros.

Hasta un total de 2.636 trabajadores de la compañía que llegan o superan los 53 años de edad y que han laborado para ella desde a menos 2004 se unieron al PSI, cuyo plazo de adhesión expiro el 1 de octubre, de acuerdo a la misma operadora. La cantidad es un total del 10,4% de la plantilla total y casi la mitad de los 5.000 empleados que cumplían con las condiciones establecidas para abandonar sus empleos de forma voluntaria.

A excepción de los impactos extraordinarios (que son 1.876 millones) de provisiones por gastos de reestructuración, de los cuales el PSI es la mayor partida, el beneficio de Telefónica hasta septiembre llegaría a los 2.588 millones de euros, explica El País. Una vez omitido este gasto en las cuentas del trimestre, la emrpesa reportó unas perdidas de hasta 433 millones en el tercer trimestre del año.

Los datos de inversión y deuda

En lo que se ha contabilizado hasta septiembre, la inversión suma 6.657 millones de euros (un aumento interanual del 17,2%), incluyendo 1.465 millones de coste del espectro radioeléctrico para el 5G de los que hasta 1.425 millones se destinaron en Alemania, aunque no dejó ningún impacto en la caja generada en el periodo luego de que se comprobara un diferimiento del pago, prosigue el medio ya citado. La inversión avanza enfocada en despliegue de redes LET y fibra, aumento de la capacidad y virtualización de la red y la mejora de la calidad y experiencia del cliente (aplicación de Inteligencia Artificial en las plataformas tecnológicas de la compañía, reconoce El País).

La deuda neta financiera hasta septiembre suma hasta 38.293 millones de euros y se recorta a los 2.781 millones en relación al cierre del año pasado especialmente por la generación de caja libre por hasta 4.150 millones; las desinversiones financieras netas por una suma de 1.170 millones gracias a la venta de centros de datos, así como las filiales en Panamá, Nicaragua, Guatemala y Antares; y por último, la emisión y sustitución de instrumentos de capital por hasta 686 millones.

El resultado operativo sin incluir las amortizaciones (oibda) sube hasta los 11.450 millones dentro de los pasados meses de enero a septiembre, sumando en total 2.748 millones en el tercer trimestre, dejando una reducción interanual de un 4,9% a raíz del plan de bajas incentivadas.

A excepción de Brasil, las principales filiales reportaron un notable incremento en sus ingresos. Telefónica aumentó los suyos hasta los 9.501 millones de euros entre enero y septiembre, es decir un 0,5%; en Alemania, el aumento fue del 1,4% sumando 5.249 millones, en tanto que los del Reino Unido han subido hasta un 4,8% y registran 5.184 millones. La filial brasileña disminuyó los ingresos en 7.536 millones, es decir un 0,5%. En el tercer trimestre, la mejora se precipitó y todas las filiales, salvo en Hispanoamérica, aumentaron los ingresos.

Los casos de Telxius y Oi

Telefónica enviará torres de telecomunicaciones que tiene instaladas en Brasil, Alemania y Reino Unido para Telxius, su filial de infraestructuras, de acuerdo a Ángel Vilá, consejero delegado de la compañía. La medida es parte del plan que se dio a conocer en septiembre para la monetización de su infraestructura de telecomunicaciones móviles.

Es más, Telxius incluso se ha hecho con 432 torres de Telefónica entre junio y septiembre para sus operaciones en España, Perú y Chile, con lo cual tiene un inventario ya de 1.090 torres en todo el año, acelerando así la construcciones otras nuevas con 148 entre julio y septiembre, y el total es ya de 361 en lo que va de 2019.

Vila admitió el interés de la compañía por una operadora de compra de Oi por el valor que dejarían las sinergias, mas avisó también de que cualquier consolidación en el mercado de las telecomunicaciones de Brasil requerirá de la implicación de los tres principales operadores.

La evolución de los tipos de cambio causó un impacto negativo en los resultados entre enero y septiembre de este año, en especial a raíz de la pérdida de valor del euro frente al peso argentino y del real brasileño, explica El País. Entre junio y septiembre, las divisas perdieron dos puntos porcentuales en su crecimiento interanual de los ingresos y hasta 1,5 puntos el OIBDA. El grupo no ha variado en lo más mínimo sus planes y el dividendo que tenía estimados desde principios de año.

"Telefónica continúa presentando crecimiento sólido y rentable en ingresos en un trimestre marcado por el buen comportamiento de nuestros principales mercados: España, Brasil, Alemania y Reino Unido. Continúa la fuerte generación de caja libre, que aumenta un 40% interanual en los nueve primeros meses del año y es el factor principal de la reducción de la deuda, que cae por décimo trimestre consecutivo", informó su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete. @mundiario