La suspensión de empleo en Telefónica se llevó por delante a más de 6.500 personas

Oficinas de Telefónica en Madrid.
Oficinas de Telefónica en Madrid.

Telefónica afronta los próximos trimestres con cierta incertidumbre financiera. La nueva tecnología que le exigirán de cara al 5G podría hacerle incurrir en costes adicionales a los actualmente previstos.

La suspensión de empleo en Telefónica se llevó por delante a más de 6.500 personas

Más de 6.500 personas abandonaron Telefónica en el marco del Plan de Suspensión Individual de empleo (PSI) que la operadora mantuvo en marcha desde enero de 2016 y que se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2018.

Sindicatos de la operadora consultados por El Español estiman que en la plantilla de Telefónica de España SAU, donde se agrupa el grueso de los trabajadores de la compañía, solo quedan 16.070 trabajadores al cierre de diciembre. A ellos habría que sumar otros 4.000 trabajadores de Telefónica Móviles y mil de Telefónica Soluciones.

Incertidumbre financiera

Por otra parte, Telefónica afronta los próximos trimestres con cierta incertidumbre financiera. La nueva tecnología que le exigirán de cara al 5G podría hacerle incurrir en costes adicionales a los actualmente previstos, según refleja un informe interno remitido por Bloomberg a sus clientes, que recoge la web Merca2.

La teleco española podría necesitar de al menos una emisión de deuda híbrida –reúne las características de un instrumento de capital y de deuda–, adicional a las inicialmente previstas por el elevado coste del espectro al que se enfrentará para 2019 y 2020. @mundiario

La suspensión de empleo en Telefónica se llevó por delante a más de 6.500 personas
Comentarios